Reseña Histórica

Home/Institución/Reseña Histórica

NUESTRA HISTORIA

La Escuela Naval de Suboficiales ARC”Barranquilla”, es producto de 83 años de funcionamiento presentando avances significativos en la educación de los Suboficiales Navales. Históricamente se inició como la Escuela de Grumetes que abrió sus puertas el 20 de abril de 1934 mediante decreto 853 emanado del Gobierno Nacional. Su primer aula de clase fue el Buque MC “Boyacá” (Véase Figuras No. 1 y 2) el cual, se hallaba surto en Puerto Colombia.

El nombramiento de los primeros hombres destinados a la planta del Buque Escuela se hizo por decreto 940 de mayo 4 de 1934, su primer director fue el Capitán de Marina alemán Erich Richter quién había servido en la armada alemana durante la Primera Guerra Mundial.

En la década de los cuarenta, la Armada Nacional tuvo la necesidad de establecer una Base Naval en la dudad de Barranquilla para obtener los requerimientos de apoyo logístico que necesitaba la institución. Es así, como a finales de 1943, el Ministerio de Guerra compra a la Empresa Avianca los terrenos e instalaciones donde funcionó la antigua Empresa de aviación Scadta, en el sitio conocido como Veranillo, ubicado sobre la ribera izquierda del río Magdalena, próxima a su desembocadura. Meses más tarde, en junio de 1944 se trasladó a esta Base Militar la Escuela de Grumetes donde actualmente funciona.

Figura 1. Transporte MC “Boyacá”

Figura 2. Primer contingente de grumetes a bordo del Transporte MC “Boyad”

Simultáneamente, en la ciudad de Cartagena, se fundó la Escuela de Clases Técnicas el 16 de septiembre de 1944, llamándose inicialmente, Escuela de Especialistas. En 1948 se reorganizó con el nombre de Escuela de Clases y Marinería, funcionando en los antiguos cuarteles de la Infantería de Marina en Cartagena, para un año más tarde pasar a bordo de los buques de guerra denominados “Destructores” donde funcionó hasta 1953 (Véase Figura No. 3) hasta cuando el Comando de la Armada dispuso su traslado a la Base Naval de Barranquilla, inaugurándose la nueva Escuela de Clases Técnicas el primero de febrero de 1954, fecha desde la cual ha venido funcionando en forma continua.

Durante los años anteriores operó como Base de Entrenamiento Militar con capacitación a nivel técnico y sólo hasta 1992 se cambió la Razón Social de Base Naval a Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, siendo reconocida como Centro de Educación Superior de carácter tecnológico mediante Acuerdo N° 185 del 28 de Junio de 1993 expedido por el Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior. (Véase Figura No. 4).

Figura 3. Escuela de grumetes, Cartagena 1944

Figura 4. Escuela de grumetes, Barranquilla 1993

En este orden de ideas, los procesos de cambios organizacional ocurridos en la Armada Nacional desde 1961 han configurado otro motor importante para reordenar la estructura administrativa, métodos, funciones, procesos y establecer planeamientos fundamentados en teorías administrativas como la Calidad Naval Total, que ha dejado con su aplicación en la institución resultados altamente satisfactorios de mejoramiento y búsqueda de la excelencia.

El Gobierno Nacional a través de la Ley 30 de 1992, organizó el Servicio Público de la Educación Superior y en el Articulo 137 incluye las Escuelas de Formación de las Fuerzas Militares en la categoría de Institutos de Educación Superior. En tal virtud, mediante Disposición No. 045 de 1994 del Comando de las Fuerzas Militares se aprueba el Estatuto de Educación Superior para las Fuerzas Militares que expresa:

“El Estatuto de Educación Superior para las Fuerzas Militares sintetiza la orientación y principios directrices en relación con la formación del personal de Oficiales y Suboficiales a nivel de la Educación Superior. Los desarrollos cientincos que forman parte de la actividad militar moderna, obligan a actualizar los procesos educativos de las Escuelas Militares de manera que sean compatibles con la rigurosidad y profundidad que caracterizan los estudios de nivel superior. Los programas de Pregrado deben ajustarse a los requerimientos de calidad de la Educación Superior y de acuerdo al cumplimiento de la Misión Institucional cada vez que asilo requieran y deben estar enmarcados dentro de un Estatuto de Educación Superior para las Fuerzas Militares”

Por esto la institución Naval Militar; que operó como Base de Entrenamiento Militar con capacitación a nivel técnico, mediante disposición 013 del 11 de diciembre de 1991 del Comando de la Armada Nacional, resolución 001 del 6 de febrero de 1992 del Comando General de las Fuerzas Militares y resolución 0743 del 14 de febrero de 1992 del Ministerio de Defensa, cambió la Razón Social de Base Naval a Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, siendo reconocida como Centro de Educación Superior de carácter tecnológico mediante Acuerdo N° 185 del 28 de junio de 1993 expedido por el Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior.

De esta manera y fundamentándose en la Autonomía Universitaria reconocida por la Constitución de 1991 y promulgada por la Ley 30 de 1992 que rige la Educación Superior en Colombia, la institución se abre a la oportunidad de reflexionar y evaluar los avances de la Escuela Naval de Suboficiales en el cumplimiento de su misión como organización encargada de formar suboficiales y capacitados corno Tecnólogos idóneos al servicio de la Armada y de la sociedad, proceso que se fundamenta en la evaluación crítica al interior de la Escuela para inducirla a ejecutar acciones para alcanzar el pleno cumplimiento de la misión, aspectos estos propios del proceso de acreditación previsto por la Ley.

La Escuela considera primordial otorgar una formación sólida y actualizada con el fin de que los programas sean aplicables a la realidad ocupacional de la institución y proyectarse en un futuro inmediato al desarrollo Nacional. Lo cual hace impostergable que la Escuela Naval de Suboficiales se pregunte por el tipo de Suboficial Naval que debe formar para satisfacer las necesidades de una institución de cara al tercer milenio, al milenio de la sociedad del conocimiento.

Fue por tanto imperativo para la Escuela auto interrogarse, teniendo en cuenta las necesidades de todas y cada una de las unidades de la Armada Nacional, qué suboficial se requería y qué estándares de calidad debía cumplir sin perder de vista la especificidad propia de una escuela militar de carácter tecnológico que responde por necesidades institucionales, sumado esto a la exigencia de calidad educativa prevista en la Ley General de Educación, en la Ley 30 de 1992 y sus decretos reglamentarios se hace necesario que la formación que se imparte en la Escuela esté en constante evolución y desarrollo, se enmarque en una polkica de mejoramiento de la oferta educativa teniendo en cuenta los criterios esbozados en los diferentes planes institucionales que parten de lo que es y pretende ser la Escuela.

Es así como, la Escuela Naval de Suboficiales en su proceso de modernización plantea la necesidad por parte del mando y los integrantes de la Institución, de alcanzar una escuela dinámica y consciente de su papel en una sociedad cada vez más compleja, buscar permanentemente la excelencia, garantizando la preparación militar e intelectual de los Líderes de la Armada Nacional y del Talento Humano idóneo para el desarrollo del poder manbmo de la Nación, involucrando a todo el personal en la activación de un modelo de gestión parócipativo centrado en el desarrollo humano, todo ello fundamentado en los Principios: Honestidad, Lealtad, Valor, Honor, Ética, Justicia, Respeto, Amor a la Institución, Dominio Propio y Valores: Mística, Disciplina, Integridad, Derechos Humanos, Patriotismo e identidad nacional, Obediencia, Prudencia, Equidad, Compañerismo, Liderazgo y Responsabilidad.

En el caso particular de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” el cumplimiento de su misión comprende no solo la formación académica del grumete sino también su formación militar que conduzcan a la formación integral del futuro suboficial de la Armada Nacional.

2017-04-05T16:13:53+00:00