Reglamento de Régimen Disciplinario para Grumetes de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”

Home/Batallón de Grumetes/Reglamento de Régimen Disciplinario para Grumetes de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”

LIBRO I

PARTE SUSTANTIVA

 

 

TITULO I

CAPÍTULO ÚNICO

 

DE LOS PRINCIPIOS RECTORES

ARTÍCULO 1. – Legalidad. El Aspirante o Grumete  solo será investigado y sancionado disciplinariamente, por la realización de conductas que previamente estén descritas como faltas en el presente reglamento, sin perjuicio de otras acciones penales o administrativas que puedan derivarse delas mismas.

ARTÍCULO 2. – Debido proceso. El Aspirante o Grumete  podrá ser   sancionado por el superior jerárquico competente, con observancia material de las normas que determinan la ritualidad del proceso en los términos del presente reglamento.

ARTÍCULO 3.- Reconocimiento de la dignidad humana. El Aspirante o Grumete sujeto de acción disciplinaria deberá ser tratado con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano.

ARTÍCULO 4.- Presunción de inocencia. El Aspirante o Grumete a quien se le atribuya la comisión de una falta disciplinaria, se presume inocente mientras no se declare su responsabilidad disciplinaria  con arreglo a los procedimientos del presente Reglamento.

ARTÍCULO 5.- Favorabilidad. En materia disciplinaria la norma permisiva o favorable aun cuando sea posterior se aplicará de preferencia a la restrictiva o desfavorable.

ARTÍCULO 6.- Gratuidad. La actuación procesal no causará erogación para el investigado, salvo las copias que solicite.

ARTÍCULO 7.- Celeridad de la actuación disciplinaria. El superior jerárquico competente impulsará oficiosamente la actuación disciplinaria y suprimirá los trámites y diligencias innecesarias.

ARTÍCULO 8.- Culpabilidad. En materia disciplinaria queda proscrita toda forma de responsabilidad objetiva.  Las faltas solo son sancionables a título de dolo o culpa.

ARTÍCULO 9.- Igualdad ante la ley. Las normas del presente reglamento se aplicarán al Aspirante o Grumete, sin tener en cuenta consideraciones diferentes a las establecidas en sus normas y, en todo caso, sin discriminación por razones de género, raza, origen nacional, regional o familiar, lengua, religión, estrato socioeconómico o cultural.

ARTÍCULO 10.- Función de la sanción disciplinaria. La sanción tiene función preventiva y correctiva para garantizar la efectividad de los principios y valores  que debe observar el Aspirante o Grumete en todo momento y lugar, y el mantenimiento de la disciplina de la unidad militar.

ARTÍCULO 11.- Proporcionalidad. La sanción debe corresponder a la gravedad de la falta cometida. En la graduación de la sanción deben aplicarse los criterios que fija el presente reglamento.

ARTÍCULO 12- Prevalencia de los principios rectores. En la interpretación y aplicación del presente Reglamento prevalecerán los principios rectores que determinan la Constitución Política y la presente Resolución, teniendo en cuenta la formación militar a la que se someten los alumnos de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.

 

TITULO II

NORMAS GENERALES 

CAPITULO I

 

ÁMBITO DE APLICACIÓN

ARTÍCULO 13.- Ámbito de Aplicación. El presente reglamento se aplicará al Aspirante o Grumete, cuando incurra en falta disciplinaria. Para el efecto es Aspirante el alumno que no ha jurado bandera y Grumete el alumno que si lo ha hecho.

ARTÍCULO 14.- Autores. A los destinatarios de este reglamento que cometan falta disciplinaria o determinen a otro a cometerla, se les aplicará la sanción prevista para ello en el presente Reglamento.

ARTÍCULO 15.- Personal Embarcado y/o Comisionado. Cuando el Aspirante o Grumete se encuentre embarcado en cualquier unidad colombiana o extranjera, continuará sujeto al presente Reglamento. Igual tratamiento recibirá el alumno que se encuentre en comisión del servicio fuera de la guarnición abordo de otras unidades de las Fuerzas Militares.

PARÁGRAFO: En los eventos de embarque o comisiones en unidades fuera de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, la competencia disciplinaria se trasladará sin necesidad de formalidad alguna, de la siguiente manera: La competencia del Director de la Escuela Naval, pasará al Comandante o Director de la Unidad; la competencia del Subdirector pasará al Segundo Comandante o Ejecutivo de la Unidad; la del Comandante del Batallón y Comandante de Compañía,  al Jefe del Embarque o la Comisión.

 

CAPITULO II

 

CÓDIGO DE HONOR DEL GRUMETE

ARTÍCULO 16.- Código de Honor del Grumete. Es el conjunto de principios y valores militares que forman el perfil de conducta que debe observar el Aspirante y el Grumete del Batallón Naval de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, conforme aparece a continuación:

 

CÓDIGO DE HONOR DEL GRUMETE

  1. El honor será mi primera virtud militar y mi fuente de inspiración. Observaré disciplina en todo lugar y circunstancia sin intentar negociarla.
  2. Seré justo en mis decisiones y prudente en el uso de las atribuciones que tenga en función de mi cargo y antigüedad.
  3. Jamás divulgaré información institucional que me haya sido confiada, y guardaré silencio y reserva sobre asuntos del servicio.
  4. Seré magnánimo en la victoria y orgulloso en la derrota honrosa en todos los aspectos naval, militar, deportivo y académico.
  5. No haré ninguna declaración falsa, verbal ó escrita, oficial ó particular, cualquiera que sea la situación en que se encuentre.
  6. No tomaré ni recibiré la propiedad de otra persona bajo ninguna condición, sin la debida autorización de su dueño.
  7. No aprovecharé situaciones particulares favorables para obtener ventaja ilícita sobre mis compañeros.
  8. No daré ni recibiré ayuda alguna que no esté autorizada, como parte de mi formación naval, que esté orientada a obtener una ventaja injusta.
  9. No consumiré, ni beberé sustancias o bebidas que reduzcan mis capacidades para cumplir con las obligaciones del servicio.
  10. Asumiré y aceptaré las consecuencias de mis actos en cualquier circunstancia.
  11. Trataré a los demás con deferencia y consideración en razón a su cargo y grado, reconociendo su dignidad, creencias, tradiciones, costumbres y derechos enmarcados en el marco constitucional.
  12. Cumpliré las normas establecidas, reconociendo la autoridad.
  13. Seré coherente con los principios y valores que he prometido defender, respetar y acatar.
  14. No variaré maliciosamente en beneficio propio las órdenes que me sean impartidas. Procederé honradamente ante mi propia conciencia y por autoconvencimiento en la búsqueda de la excelencia en mis procederes.
  15. Rechazaré siempre en forma enérgica, dentro de los más altos principios de cultura e hidalguía los comentarios o acciones que atenten contra la integridad y el honor del personal de la Escuela Naval de Suboficiales A.R.C. “Barranquilla.”
  16. No sostendré relaciones personales de tipo sentimental, ni haré manifestaciones afectivas hacia el personal del mismo sexo y/u opuesto, de la Escuela Naval de Suboficiales A.R.C. “Barranquilla.”
  17. Acataré y cumpliré a cabalidad las normas militares, disciplinarias, académicas y administrativas establecidas para el funcionamiento de la Escuela.
  18. Informaré a mis superiores sobre cualquier violación al código de honor en que haya incurrido personal orgánico de la Escuela Naval de Suboficiales, de la cual haya sido testigo o tenga conocimiento.

 

CAPÍTULO III

 

DE LA DISCIPLINA

ARTÍCULO 17.- La Disciplina. Consiste en mandar y obedecer dentro de las atribuciones del superior y las obligaciones y deberes del subalterno; contrarresta los efectos disolventes de la lucha, crea íntima cohesión y permite al superior exigir y obtener del subalterno que las órdenes sean ejecutadas con exactitud y sin vacilación. Así mismo es el cumplimiento cabal del conjunto de normas inherentes a la vida  Naval que deben observar los Aspirantes y Grumetes durante su formación en la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, conforme al presente reglamento y cuya trasgresión sin causa justificada es sancionada por el superior jerárquico competente.

ARTÍCULO 18.- Medios para encauzar la disciplina. Los medios para encauzar la disciplina son correctivos y sancionatorios. Los primeros se utilizan para conservarla, mantenerla y vigorizarla. Los segundos para restablecerla cuando ha sido quebrantada.

ARTÍCULO 19.- Medios correctivos. Son los preceptos cuya finalidad es proteger a los Aspirantes y Grumetes contra su propia debilidad, preservándolos de toda influencia nociva y aquellos que exhortan a perseverar en el cumplimiento estricto de los deberes.

ARTÍCULO 20.- Medios sancionatorios. Son los que tienen como finalidad la corrección de las conductas de los Aspirantes o Grumetes que han degenerado en falta.

ARTÍCULO 21.- Deberes del superior. Es deber del superior jerárquico competente estimular a quienes se destaquen en el  cumplimiento de sus obligaciones y sancionar a quienes los infrinjan.

ARTÍCULO 22.- Finalidad. El premio como estímulo y las sanciones o correctivos como medios para encauzar la disciplina, satisfacen el propósito que con ellos se busca, cuando son justos, legítimos, oportunos y proporcionados a los hechos por los cuales se aplican.

ARTÍCULO 23.- Mantenimiento de la disciplina. La disciplina se mantiene cumpliendo los propios deberes y ayudando a los demás a cumplir los suyos. Del mantenimiento de la disciplina serán responsables todos los superiores jerárquicos competentes de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, en forma proporcional a los deberes y obligaciones del grado y el cargo que desempeñen. Quien tenga conocimiento de la posible comisión de una falta disciplinaria contemplada en el presente reglamento, cometida por un Aspirante o Grumete deberá informar de manera inmediata al superior directo del Aspirante o Grumete, con el fin que se inicien las acciones correspondientes contempladas en la presente resolución.

Los mejores medios para mantener la disciplina y la conducta son el ejemplo y el estímulo, los que tienden a exaltar ante los demás el cumplimiento del deber con el fin de perfeccionar y dignificar las mejores cualidades de la personalidad del Aspirante y el Grumete.

PARÁGRAFO: En los eventos en que los Grumetes de la Escuela Naval, asuman por necesidades del servicio o programas de entrenamiento, dispositivos de seguridad en la Unidad, embarques o comisiones, se subordinarán a la Autoridad Jerárquica de la Guardia correspondiente.

ARTÍCULO 24.- Conducto regular. Es el procedimiento que debe seguirse ante el inmediato superior, consistente en exponer de manera verbal o escrita asuntos del servicio o personales, con el propósito que les sean resueltos o considerados. En caso de que la respuesta sea negativa o desfavorable, se solicitará la autorización para que estos sean expuestos ante el superior inmediato en la escala del mando, en búsqueda de la solución requerida.

ARTÍCULO 25.- Valores Militares. La carrera militar exige depurado patriotismo, clara concepción del cumplimiento del deber, acendrado espíritu militar, firmeza de carácter, sentido de la responsabilidad, veracidad, valor, obediencia, subordinación, compañerismo y preocupación por cultivar y desarrollar, en el más alto grado, las virtudes y deberes antes mencionados.

Uno de los pilares fundamentales es el Honor Militar, el cual como valor axiológico, es el conjunto de cualidades morales y profesionales que sustentan las virtudes castrenses del valor, lealtad, rectitud y decoro y que colocan al Aspirante y al Grumete en condiciones de aprecio dentro de la institución y la sociedad de la que forma parte.

El respeto mutuo y la prudencia entre superiores y subalternos es obligación para todo Aspirante y Grumete del Batallón Naval de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, cualquiera que sea el momento y el lugar en que se encuentren.

El superior jerárquico competente tiene la obligación de servir de ejemplo y guía a sus subalternos, estimular sus sentimientos de honor, dignidad, lealtad y abnegación; fomentar su iniciativa y responsabilidad y mantenerse permanentemente preocupado por su bienestar. Debe además, inspirar en el personal confianza, respeto y liderazgo.

El buen ejemplo es base fundamental para influir positivamente sobre las demás personas. Este debe ser una constante, y de manera especial por parte de los Brigadieres y Grumetes de segundo año, quienes tienen la oportunidad de enseñar al personal de menor grado y antigüedad como hacer las cosas bien, en consideración al contacto directo que tiene con ellos en todo momento.

ARTÍCULO 26.- Valentía. La valentía es actuar con coraje, arrojo, intrepidez, gallardía y prudencia en cada una de las actividades que realiza el Aspirante o Grumete, pero no debe llevar a inadecuadas demostraciones de arrogancia personal sino a poner en relieve la propia personalidad cuando se haga necesario.

ARTÍCULO 27.- Veracidad. La verdad debe ser regla inviolable en el Aspirante y el Grumete y debe ser aplicada en todos sus actos. La franqueza respetuosa será la norma del lenguaje hablado o escrito. La gravedad de las faltas contra la verdad, aumenta en relación con el perjuicio que se cause al servicio y al honor militar con el grado y el cargo de quien las cometa. La palabra del Aspirante y del Grumete es y deberá ser siempre expresión autentica de la verdad.

ARTÍCULO 28.- Compromiso. Corresponde al Aspirante y al Grumete cualquiera que sea su jerarquía, asumir con diligencia su compromiso institucional en la tarea u orden que se le imparta y, en situaciones imprevistas, tomar las acciones que correspondan a cada caso  y siempre según las normas de la dignidad y el honor.

La negligencia y el desinterés en el cumplimiento de las obligaciones, indican poco valor militar. Subestimar la profesión, demostrar despreocupación por la propia preparación, reducir la actividad del servicio a lo estrictamente necesario, llegar tarde a los actos del servicio, dar excusas infundadas, denotan falta de compromiso institucional y carencia de espíritu militar.

ARTÍCULO 29.- Cumplimiento. El personal de alumnos no debe perder de vista que el único medio de hacerse al prestigio y a la estimación de superiores y subalternos es el de cumplir exactamente sus deberes, acreditar su interés por el servicio, poseer honrada ambición y mostrar deseo de ser empleado en las situaciones de mayor responsabilidad, para dar a conocer sus condiciones de lealtad, valor, preparación y constancia.

ARTÍCULO 30.- Respeto. Es tratar a los demás con deferencia y consideración y reconocer su dignidad, creencias, tradiciones, costumbres y derechos. Para la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” es imprescindible que exista el respeto entre todos sus miembros. Este respeto debe aplicarse hacia el de menos grado y antigüedad, hacia el compañero y hacia el de mayor grado y antigüedad en todo momento.

ARTÍCULO 31.- Cortesía Militar. Es el respeto que se debe mantener en todo momento entre los miembros de la Institución.

ARTÍCULO 32.- Buen trato. En todo momento los Aspirantes y Grumetes menos antiguos atenderán las enseñanzas y recomendaciones que reciban del personal más antiguo, incluyendo los Grumetes más antiguos. Cumplirán todas las normas de cortesía militar desglosadas para su estudio y aplicación en el Manual del Grumete.

Los Grumetes antiguos tratarán a los Aspirantes y Grumetes menos antiguos con observancia de las normas de educación y respeto, dirigiéndose hacia ellos con un vocabulario claro. De igual manera lo harán los Aspirantes y Grumetes menos antiguos, cuando se dirijan a los Grumetes más antiguos así como a sus superiores.

ARTÍCULO 33.- Lealtad. Es la plena manifestación de fidelidad hacia la verdad, proyectada a uno mismo, la familia, la Institución y a la patria.

 

CAPITULO IV

 

DE LAS RELACIONES DE MANDO, DE LAS ÓRDENES Y LAS ATRIBUCIONES DISCIPLINARIAS.

RELACIONES DE MANDO

ARTÍCULO 34.-  Jerarquía. El grado y la antigüedad son el patrimonio militar más valioso y protegido. Es el principio bajo el cual se rige la estructura jerárquica del Batallón Naval de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.

ARTÍCULO 35.- Mando. Es la autoridad que tiene un superior sobre sus subalternos en virtud a su condición de superior y al cargo que desempeña en la organización específica y que le permite emitir órdenes militares y responsabilizarse por las consecuencias de ellas. El mando directo sobre el personal de Aspirantes y de Grumetes será ejercido por el personal de cuadros que conforman el Batallón Naval. Todo aquel a quien se atribuye una función de mando es competente para expedir órdenes.

Los Oficiales y Suboficiales del Batallón Naval podrán asignarles responsabilidades de mando a los Grumetes sobre el personal menos antiguo, si fuere el caso para cumplir una orden específica.

El Comandante del Batallón Naval podrá nombrar Brigadieres para el control del personal de Grumetes, quienes tendrán mando directo sobre el personal de Aspirantes y Grumetes menos antiguos.

ARTÍCULO 36.- Atribuciones de mando. Los Grumetes de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” ejercerán el mando con base en su antigüedad, exigiendo respeto, cortesía y reconocimiento a su jerarquía. El ejercicio de mando estará orientado a facilitar las labores rutinarias del Batallón Naval, así mismo, la observancia y cumplimiento de las normas y reglamentos institucionales. Si por algún motivo se le delega mando a un Grumete sobre personal menos antiguo, este será competente para expedir órdenes, e imponer los correctivos disciplinarios contemplados en el artículo 89 del presente reglamento, cuando el personal no cumpla las órdenes a cabalidad.

 

DE LAS ÓRDENES

ARTÍCULO 37.-Definición. Son órdenes todas aquellas disposiciones verbales o escritas de los superiores, comunicadas por cualquier medio a sus subalternos con el propósito de que se cumplan de la forma indicada en los artículos 38, 39 y 40 del presente Reglamento.

ARTÍCULO 38.- Requisitos de la orden. Toda orden impartida por un superior a un subalterno debe ser legítima, lógica, oportuna, clara, precisa y concisa.

ARTÍCULO 39.- Oportunidad de la orden. Las órdenes deben cumplirse en el tiempo y del modo indicado por el superior. Cuando al ejecutar la orden aparecieren circunstancias de fuerza mayor o caso fortuito que modificaren el tiempo o el modo previsto para su ejecución, su cumplimiento puede ser dilatado o modificado siempre que no pudiere consultarse por cualquier medio al superior, a quien se comunicará la decisión y acción tomada tan pronto como fuere posible.

ARTÍCULO 40.- Responsabilidad de la orden. La responsabilidad de toda orden recae en quien la emite y no en quien la ejecuta. Cuando el subalterno que la recibe advierta que de su ejecución puede derivarse manifiestamente la comisión de una conducta punible o infracción disciplinaria el subalterno no está obligado a obedecerla y deberá informar a éste la imposibilidad de cumplirla, con el fin que éste verifique la legalidad de la misma, en caso de mantenerse la orden, el subalterno deberá informar al superior inmediato de quien le impartió la orden para que éste verifique la legalidad de la misma.

 

DE LAS ATRIBUCIONES DISCIPLINARIAS

ARTÍCULO 41.- Atribuciones disciplinarias. Se entiende por Atribución Disciplinaria la facultad para premiar, otorgar permisos y sancionar, que tienen los superiores en relación con el personal que está bajo sus órdenes y responsabilidad de conformidad con lo contemplado en el presente reglamento. Las atribuciones disciplinarias son conferidas al Director de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, Subdirector, miembros del Consejo Disciplinario, personal de Oficiales y Suboficiales del Batallón Naval. Cualquier superior jerárquico debe informar al superior competente para que adelante acción disciplinaria cuando el Aspirante o Grumete incurra en infracciones o presuntas faltas levísimas, leves, graves o gravísimas contempladas en el presente reglamento. En su defecto deberá reportar la misma al Oficial de Guardia del Batallón o al Comandante del Batallón con el fin que sea corregida.

PARÁGRAFO: En las ausencias temporales o accidentales de los superiores jerárquicos con atribuciones disciplinarias bien sea por vacaciones, licencia, permiso, comisión, enfermedad o por desaparición, quienes lo sucedan en el cargo asumirán de inmediato la plenitud de las funciones y atribuciones disciplinarias correspondientes a dichos cargos.

 

CAPITULO V

DE LOS ESTÍMULOS

ARTÍCULO 42.- Premio al cumplimiento de los deberes. Quienes se destaquen en el cumplimiento de los deberes o los superen en beneficio del servicio, se harán acreedores a un premio o estímulo.

ARTÍCULO 43.- Finalidad del premio. El reconocimiento tiene como finalidad estimular la perseverancia en el cumplimiento del deber a quien por ello se hubiere destacado e inducir a los demás a seguir su ejemplo.

ARTÍCULO 44.- Criterios para otorgar premios. Para otorgar un premio deberá tenerse en cuenta:

  1. La personalidad y antecedentes del alumno, considerando sus actuaciones positivas y negativas.
  2. Las circunstancias que rodean la ejecución del acto o actos meritorios.
  3. El beneficio para la Institución.

ARTÍCULO 45.- Proporcionalidad del premio. Para obtener la finalidad que con el premio se persigue, éste deberá ser proporcional al acto del servicio por el cual se otorga.

ARTÍCULO 46.- Formalidad del premio. Los premios y distinciones, con excepción de la anotación en el folio de vida y de la felicitación verbal, serán otorgados por medio de disposiciones escritas en las cuales se consignarán el hecho o hechos que lo causan, las circunstancias del servicio que lo hagan digno de estímulo y la clase de premio otorgado. De todo premio o distinción que se conceda debe quedar constancia en el folio de vida.

ARTÍCULO 47.- Premios y Distinciones.  Son premios y distinciones los siguientes:

  1. Anotación positiva en el folio de vida.
  2. Felicitación privada verbal o escrita.
  3. Felicitación pública.
  4. Permisos especiales.
  5. Nombramiento honorífico.
  6. Condecoraciones y medallas.
  7. Premios especiales.

Parágrafo: La creación y otorgamiento de los premios y distinciones se regirán por las resoluciones que sobre el particular emita el Director de Escuela.

ARTÍCULO 48.- Felicitación privada verbal o escrita. La felicitación privada se otorgará por el Comandante del Batallón Naval, Comandante de Compañía o Comandante de Sección, en sus despachos si es verbal o por medio de una nota personal si es escrita.

ARTÍCULO 49.- Felicitación pública. La felicitación pública se otorgará por el Director de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” o el Comandante del Batallón Naval en formación general de personal. El felicitado saldrá al frente y se colocará en lugar preferente.

ARTÍCULO 50.- Felicitación pública o privada escrita otorgada por Comandos Superiores. Cuando la felicitación pública sea otorgada por Comandos superiores a la Dirección de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, se consignará en la respectiva orden del día y se leerá en una formación general ante el personal de la unidad.

PARÁGRAFO: Valoración cuantitativa de las felicitaciones. La valoración cuantitativa de las felicitaciones se hará con base en méritos, acuerdo a la escala establecida para el efecto en el Reglamento de Evaluación del Grumete.

ARTÍCULO 51- Permisos especiales. Los permisos especiales podrán ser otorgados por el superior con atribuciones disciplinarias, previa motivación de los mismos, de conformidad con las normas que rigen la materia.

ARTÍCULO 52.- Mención honorífica. A los Grumetes que durante sus estudios no hubieren sido sancionados, recibirán al escalafonarse como Marinero Segundo una mención honorífica en la cual se dejará constancia de su ejemplar comportamiento. La mención honorífica  será otorgada por el Director de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” previa solicitud del Comandante del Batallón Naval.

ARTÍCULO 53.- Premio al mejor alumno. El alumno que al finalizar sus estudios se distinga como el más destacado, se hará acreedor a la medalla “Al mejor alumno” y a un premio otorgado por la Dirección de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” como reconocimiento a su ejemplar rendimiento Naval, de acuerdo con las normas específicas que regulen dicha materia.

ARTÍCULO 54.- Distintivos. El Grumete que se destaque en una especialidad o ramo del servicio se hará acreedor a los distintivos correspondientes.

PARÁGRAFO: Reglamentación de distintivos. El otorgamiento y uso de los distintivos se regirán por las disposiciones y resoluciones que sobre el particular expida la Dirección de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.

ARTÍCULO 55.- Nombramientos honoríficos. Son nombramientos honoríficos los de Brigadieres: Mayor de Batallón, de Compañía, de Sección y de Escuadra y se conferirán de acuerdo con las disposiciones que rigen la materia.

ARTÍCULO 56.- Condecoraciones y medallas. Las condecoraciones y medallas constituyen la más alta distinción y se otorgan de acuerdo con las disposiciones que se establezcan para el efecto. Es obligatorio a quien las haya recibido usarlas en su uniforme de acuerdo con el Reglamento de Uniformes de la Armada Nacional.

 

TÍTULO III

NORMAS DE CONVIVENCIA

CAPÍTULO I

OBJETO Y ALCANCE

ARTÍCULO 57- Objeto y alcance. Establecer normas  para regular y reglamentar las relaciones profesionales y el comportamiento del personal de alumnos de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” en las diferentes actividades desarrolladas tanto en el servicio como fuera de él.

 

CAPÍTULO II

DEFINICIONES

58.- Relaciones profesionales. Se refiere a las relaciones de respeto y compañerismo que deben existir entre el personal de alumnos dentro y fuera de la Unidad, conservando las respectivas normas que regulan la  antigüedad, y la jerarquía propias de la escala del mando.

ARTÍCULO 59.- Régimen interno de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”. Incluye una serie de actividades diarias que el alumno debe conocer para contribuir a su adaptación militar.

ARTÍCULO 60.- Normas de régimen disciplinario. El desempeño del alumno en la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, debe concebir actitudes espontáneas que reflejen disciplina, un comportamiento recto en lo normativo y de acuerdo a una convicción moral propia del militar.

 

CAPÍTULO III

COMPORTAMIENTO DEL ALUMNO

ARTÍCULO 61.- Comportamiento del Alumno. El Alumno de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” es el prototipo del joven estudioso, educado y virtuoso. Debe desarrollar en su comportamiento, permanentes cualidades como la honestidad, la honradez, respeto, la vocación y sentimientos de amor a la Patria, el espíritu desinteresado de entrega y sacrificio por la Armada Nacional.

Es importante el buen trato y las relaciones cordiales con sus compañeros y superiores.

Las normas comunes de urbanidad y comportamiento deben regir su actuar en cualquier sitio, en cualquier actividad o con cualquier persona. Su presentación personal debe reflejar espíritu y ánimo transparente, pulcro y limpio.

Durante el sistemático avance en su instrucción militar, el Alumno progresa en la adaptación a nuevas formas de comportamiento, debe tener en cuenta las siguientes normas de cortesía y de conducta para ser empleados uniformemente y de acuerdo a la doctrina marcial de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.

ARTÍCULO 62.- Relaciones entre Alumnos.

  1. El trato entre compañeros, subalternos y superiores está enmarcado bajo las normas de la cortesía y el respeto de la dignidad humana.
  2. Al personal de alumnos les está prohibido iniciar, establecer o mantener   relaciones sentimentales o de noviazgo dentro o fuera de la institución con personal militar en actividad de la Armada Nacional. Las relaciones entre el personal militar deben limitarse a aspectos profesionales propios de la vida militar.
  3. En caso de que un aspirante a Grumete tenga una relación sentimental con un miembro activo de la Armada Nacional, debe ser informado sobre la prohibición existente con el fin de que en forma voluntaria acepte la prohibición, o se abstenga de ingresar a la Institución. Se excluye al personal del Cuerpo Administrativo que posea esta condición antes del ingreso a la Escuela.
  4. No existirá ningún tipo de preferencia o discriminación por razón de sexo, raza, religión o condición económica  entre el personal de alumnos.
  5. Está prohibido utilizar apodos, diminutivos o trato fraternal para dirigirse a superiores, compañeros o subalternos, el llamado se hará por el apellido. Siempre se antepondrá la palabra “MI” para dirigirse a un Oficial, Suboficial o Brigadier según el grado y luego el apellido, en el caso de ser un Grumete más antiguo, se antepondrá “permiso Grumete” y luego el apellido.
  6. Cuando un Brigadier, Grumete o Aspirante se dirija a un superior:
    1. Debe utilizar un tono de voz firme y fuerte característico de la disciplina militar.
    2. Se abstiene de gesticular o utilizar movimientos o ademanes no enmarcados en la disciplina militar.
    3. Se dirige al superior ubicándose a tres pasos y en posición fundamental quedando en posición A discreción cuando el superior lo autorice.
  7. Para el personal de alumnos de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” está prohibido bailar con personal más o menos antiguo y solo se permite entre alumnos de la misma antigüedad de una manera decente y respetuosa, conservando los modales y buen comportamiento en cualquier establecimiento.

ARTÍCULO 63.- Comportamiento en los alojamientos.

  1. Queda prohibido al personal de alumnos, ingresar a los alojamientos del personal del sexo opuesto. El acceso se autoriza solo al personal que se encuentra en servicio de guardia en compañía de un alumno del sexo opuesto únicamente en horarios de rutina diaria y nunca en horas de aseo personal.
  2. El comportamiento en los dormitorios debe ceñirse en todo momento a las normas de cultura y urbanidad, observando  pulcritud, pudor y decoro; características que debe tener todo alumno de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.
  3. Los alumnos deben utilizar la toalla para entrar o salir de los baños. No se admite deambular desnudo (a) por los dormitorios.
  4. La permanencia en los dormitorios tiene por objeto dar un descanso físico e intelectual al alumno después de sus labores. Tanto en las horas de descanso del medio día y de la noche el Grumete podrá entrar a los baños y dormitorios de los alojamientos con el fin de efectuar su aseo personal y llevar a cabo arreglos o aseo de vestuario, ordenar sus elementos particulares, etc.
  5. La presentación del rancho, incluyendo la laca y la cama son responsabilidad de quienes permanecen en ellas.
  6. Arreglo de laca: la laca del Alumno en todo momento debe estar arreglada y presentada, para lo cual a la llegada a la Escuela encuentra en la laca un formato especial que le indica la forma exacta de disponer los elementos en ella.
  7. Arreglo de la cama: la cama y en general el puesto del alumno, reflejan la educación, el orden y disciplina de cada uno. Ella debe mantenerse diariamente tendida, utilizando para ello sábana y sobrecama.
  8. Como norma especial la sábana se debe doblar en sobre, en la parte final de los pies de la cama.
  9. El uso de la pijama es de carácter obligatorio al momento de pasar a descanso en las horas de la noche.
  10. La pijama debe permanecer doblada en un cuadro de 25 cm., debajo de la almohada.
  11. En el arreglo de la cama no deben quedar hilachas, partes de la sábana o de la sobrecama sobrando hacia alguno de los lados, la sobrecama se doblará debajo de la almohada sobreponiendo 4 dedos de esta.

ARTÍCULO 64.- Comportamiento en la fila.

  1. El Alumno debe tener suficiente espíritu militar y vocación profesional para comprender mejor la necesidad de un buen comportamiento en fila, en todas las formaciones ya sea dentro o fuera de la Escuela.
  2. En la fila no se debe hablar, reír, ejecutar movimientos no ordenados o desarrollar cualquier actividad que no corresponda al buen comportamiento del Alumno.
  3. El Alumno debe hacerse digno de portar el uniforme militar ya que ha tenido la fortuna de ser honrado con él. Dentro de las ceremonias militares el Alumno debe mantener mejor marcialidad que en cualquier otra oportunidad, ya que pone en juego el buen nombre y prestigio de la Escuela Naval.
  4. Mientras esté en la fila el Alumno debe mirar siempre al frente, haciendo caso omiso de lo que pasa a su alrededor aún cuando escuche pronunciar su nombre. Así mismo debe tener en cuenta que tanto en la posición a discreción, como en la posición “fundamental” no se puede mover ni mirar a los costados.
  5. Cuando se requiere a un Alumno, este debe contestar en voz alta “Firmes.” agregando el grado de quien lo nombra, si es un Oficial, Suboficial o Brigadier antepondrá la palabra “mi” al grado.

ARTÍCULO 65.- Comportamiento en las aulas, biblioteca y aula de cómputo.

  1. De la buena atención que preste el Alumno en clase depende su rendimiento académico. Por lo tanto cada alumno debe entregarse de lleno a sus estudios, poniendo todo de su parte para sacar el máximo de provecho de sus clases así como de las horas de estudio.
  2. Los desplazamientos hacia las aulas, se hacen en perfecta formación cantando y marchando o al trote y animando; al mando del más antiguo.
  3. El comandante de curso nombra tres Alumnos para el aseo de su respectiva aula. El aseo se realiza en horas de descanso y deben responder por la correcta presentación de ésta para la ronda del señor Oficial de Guardia (O/G).
  4. La iniciación o término de clases se anunciará por pito, ejecutado por el Brigadier de Guardia y Brigadieres de Control según el horario estipulado.
  5. Al iniciarse la clase los Alumnos deben formar al lado izquierdo del pupitre y el comandante de curso debe dar parte al instructor de la materia; si el profesor es militar, dando parte militar o si el profesor es civil, se le informa de las novedades.
  6. En caso de que un alumno salga sin autorización de las aulas, el Comandante de Curso deberá registrarlo en el parte diario.
  7. El Alumno que desee estudiar en las horas de la noche debe pedir autorización en la recogida al Oficial de Guardia según lo establecido en el horario de Régimen Interno.
  8. Los pupitres deben permanecer en perfecta alineación por respeto al profesor y adecuada presentación del aula.

ARTÍCULO 66.- Comportamiento en la peluquería.

  1. La asistencia a la peluquería se hará acuerdo a los horarios establecidos.
  2. Queda prohibido solicitar al personal de peluqueros un corte de pelo diferente al establecido, así como remunerarlos con dinero, ya que la Escuela paga sus honorarios.

ARTÍCULO 67.- Comportamiento en la calle.

  1. El Alumno debe portar con honor y orgullo el uniforme de la Armada Nacional; su comportamiento debe estar regido por las más altas normas de cortesía y urbanidad para aumentar el prestigio de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.
  2. Si un Alumno se encuentra con un Oficial y/o suboficial en la calle debe saludarlo militarmente y de acuerdo con el reglamento de protocolo y ceremonial militar. Si el Grumete se encuentra de civil debe saludarlo a la usanza civil guardando las elementales normas de respeto. Si se encuentra en un establecimiento de comercio debe incorporarse y saludarse adecuadamente, si va a ingresar a un establecimiento y a bordo hay alguien más antiguo debe acercarse saludar y solicitar continuar.
  3. Están prohibidos para el Alumno los siguientes actos cuando porte el uniforme:
  4. Salir con paquetes o elementos en las manos.
  5. Montar en buses del servicio público para transportarse. Debe hacerlo en taxi.
  6. Asistir a cantinas, bares o sitios que no estén a la altura del Grumete.
  7. Transitar a pie por plazas de mercado o calles prohibidas para el personal militar.
  8. Estar acompañado por personas de dudosa reputación o apariencia degenerada.
  9. Hacer parte de corrillos callejeros y asistir a espectáculos de mal gusto o cines de segunda categoría.
  10. Conducir vehículos sin poseer licencia.
  11. Conducir o utilizar motocicleta como medio de transporte.
  12. Conducir taxis.
  13. Abusar de bebidas alcohólicas.
  14. Despojarse del uniforme o parte de él en público.
  15. Al regreso de un permiso se debe hacer con estricta puntualidad y en excelente presentación.

ARTÍCULO 68.- Comportamiento en los campos deportivos.

  1. El deporte es un acto del servicio y por lo tanto es de carácter obligatorio.
  2. Los Alumnos deben dirigirse a los campos deportivos perfectamente uniformados, en formación y al trote.
  3. El Alumno debe aceptar y obedecer la sugerencias del entrenador y emplear al máximo su propia capacidad física y técnica, así como un espíritu de triunfo en sus entrenamientos con el objetivo serio y constante de obtener logros, marcas y preseas para la Escuela en todas las competencias a nivel local, nacional e internacional.
  4. El Alumno siempre debe observar una actitud deportiva positiva ante el adversario y cuando es vencido se debe caracterizar por su gallardía. Debe ser lo suficientemente humilde como para admitir que otro es mejor en algo y lo suficientemente sabio para aprender de él.
  5. Una vez seleccionado en el deporte que practicará, solo el Jefe del Departamento de Educación Militar y Física puede autorizar cambio del mismo. Se requiere que exista continuidad en la práctica deportiva.
  6. No se permite practicar entrenamiento físico o deportes sin camiseta, se exceptúa el entrenamiento en la piscina.
  7. La escuela cuenta con los siguientes escenarios deportivos:
  8. COLISEO DE BALONCESTO

Escenario localizado en el Edificio El Veranillo, puede ser utilizado por el personal de la ENSB, allí se entrena Basquetbol.

  1. PISCINA CÁMARA DE SUBOFICIALES Y OFICIALES
    • Solamente puede ser utilizada por el personal de Alumnos en los horarios y programas de entrenamiento existentes.
    • La piscina de la Cámara de Suboficiales se puede usar en forma recreativa durante el tiempo libre para los alumnos los fines de semana.
  2. CANCHAS DE FÚTBOL Y MICROFÚTBOL
  • No está permitido llevar envase de vidrio
  • Solo se deben utilizar los elementos deportivos diseñados para dicha práctica.
    1. CANCHA DE TENIS
  • No se debe utilizar zapatillas o tenis que dañen la cancha.
  • No está permitido llevar envase de vidrio.
    1. PISTA DE PENTATLÓN MILITAR
  • Solo puede sr utilizada durante instrucción o practica de pentatlón militar, bajo dirección de n entrenador.
    1. POLÍGONO
  • Toda práctica de tiro debe estar dirigida por un Oficial de Tiro y un
  • El manejo de armas de fuego, municiones y explosivo debe seguir las normas y reglas dichas por el instructor o el decálogo con el que se rige la seguridad de armamento.

ARTÍCULO 69.- Comportamiento en el comedor.

  1. El comedor es otra dependencia en donde el Alumno demuestra la educación recibida en el hogar. Cuando se pita para la comida, el personal debe formar en el lugar designado para tal fin. Cuando el Brigadier de Guardia lo ordene, cada bloque de Alumnos debe girar a la derecha y los Grumetes se dirigen en hilera y marchando. Una vez dentro del comedor cada Grumete se coloca frente a su silla firmes, en silencio hasta cuando se dé la orden de sentarse. Si un Alumno necesita retirarse de la mesa o sentarse cuando los demás ya estén sentados solicita autorización al más antiguo de la mesa. En la mesa se exige siempre una posición correcta del cuerpo, espalda recta y sin cruzar los pies en el piso. Hasta que los Alumnos no sean autorizados para continuar deben permanecer sentados con la espalda recta y las manos sobre los muslos. Cuando sean autorizados a continuar las manos y antebrazos deben ser colocados en la mesa evitando poner los codos.
  2. El Alumno puede conversar libremente y en un tono tal que permita escuchar a la persona a la que se dirige la palabra. La permanencia en el comedor debe ser considerada como una actividad social y de recreación, que brindan la oportunidad al Alumno de compartir con sus compañeros de mesa aumentando su grado de cultura o ilustración.
  3. No es permitido a los Alumnos, sacar del comedor los alimentos que no hayan sido consumidos. En lo posible se debe comer la totalidad de los mismos.
  4. Cuando un superior llegue a la mesa a tomar su puesto, el más antiguo debe decir “levantarse” y los otros integrantes de la mesa se levantan y luego se sientan, adoptando la posición de las manos sobre los muslos y permanecen así hasta tanto el más antiguo les autorice continuar.

ARTÍCULO 70.- Comportamiento en las cámaras.

  1. Las horas de acceso a la Cámara de grumetes y de salón de juegos corresponden al tiempo de descanso en el Horario de Régimen Interno.
  2. Periódicamente la Dirección de la Escuela o el Comando del Batallón programa fiestas con el fin de que los Alumnos tengan un rato de sano esparcimiento y sana alegría. En ellas se deben observar las normas básicas y elementales de educación aprendidas desde el hogar.
  3. El mobiliario de la Cámara de Grumetes debe ser utilizado solo para los fines a los que esté destinado.
  4. Cuando los Alumnos se encuentren jugando billar debe imperar el orden, el buen compañerismo, la hidalguía y las normas de urbanidad establecidas por la sociedad.
  5. Las mesas de billar se deben utilizar con sumo cuidado y dejarlas en el mismo estado en que se encontraron.
  6. Al ingresar a las Cámaras para hacer uso de las mismas, se deberá estar correctamente uniformado, no se podrá ingresar en pantaloneta salvo en las ocasiones en que los Alumnos se encuentren realizando actividades de aseo y mantenimiento y a aquellos Alumnos que por excusa médica, deban permanecer en un uniforme diferente.
  7. El Alumno que preste Servicio como Grumete de Cámara debe responder por el cuidado de los elementos de la Cámara, el aseo de las mismas, así como del personal que ingrese a estar en los horarios establecidos para las visitas.

ARTÍCULO 71.- Comportamiento en sanidad.

  1. En los recintos de sanidad se debe conservar una actitud calmada, ordenada y conservar el silencio.
  2. Las visitas para el personal hospitalizado se deben ceñir al horario de régimen interno de Sanidad establecido para el personal de Alumnos. Salvo en situaciones particulares, las visitas podrán ser autorizadas por el Comandante del Batallón de Grumetes.
  3. No está permitido deambular en pijama por los pasillos de Sanidad.
  4. El personal hospitalizado debe observar las normas dictadas por Sanidad referente a la conducta de los pacientes.
  5. Toda excusa de servicio debe ser cumplida en la Unidad, salvo especificación medica en contrario, el Grumete que ha sido excusado ya sea de ejercicio o de servicio, debe informar antes de las 16:00 horas al personal de guardia para quedar registrado en el parte diario.
  6. El personal deberá permanecer en el uniforme del día, salvo en los casos en que la excusa médica indique en que uniforme debe permanecer el Alumno.

ARTÍCULO 72.- Comportamiento en el servicio.

  1. Los Alumnos están en igualdad de condiciones en cuanto a sus obligaciones. La capacidad física de cada individuo será la única limitante a tener en cuenta cuando se trate de efectuar trabajos que requieran fuerza muscular.
  2. No está permitido el saludo o despedida de beso, en ningún momento.
  3. La puntualidad en las formaciones, la disciplina en la fila, la presentación personal, la cortesía militar, el respeto a los superiores y la subordinación son aspectos que el Alumno debe practicar permanentemente dentro de la Escuela sin olvidar su cortesía y respeto fuera de ella.

CAPÍTULO IV

PROCEDIMIENTOS

ARTÍCULO  73.- Prohibiciones y restricciones para los Alumnos.

  1. Los actos inherentes al servicio y las acciones disciplinarias u órdenes emitidas por comandos superiores, no deben ser comentados con personal civil ajeno a la Institución.
  2. Son áreas restringidas para el personal de Alumnos: oficinas de la Dirección de la Escuela, Cámara de Oficiales, Cámara de Suboficiales, alojamiento de Oficiales, casas fiscales, oficinas de Departamentos de la Escuela Naval, Secretaría Académica, aula de profesores, oficinas del Comando Batallón y Compañías.
  3. El vocabulario, palabras y forma de expresión del Alumno deben ser educadas y de ninguna forma vulgar u ofensiva.
  4. Está prohibido el uso de cámaras fotográficas, teléfonos celulares de alta gama (con cámara fotográficas y/o con tarjeta de datos)
  5. Está prohibido el uso de internet, teléfonos celulares o cualquier otro tipo de sistema de comunicación móvil para el personal de Alumnos en horas que no son de descanso.
  6. No está permitido interactuar con el personal de Infantes de Marina Regulares.

ARTÍCULO 74.- Deberes y derechos de los Alumnos.

  1. El Grumete que extravíe su tarjeta de identificación militar deberá ceñirse a la Reglamentación Interna vigente para llevar a cabo las diligencias necesarias para la nueva expedición.
  2. Los servicios de lavandería, sastrería y demás actos administrativos serán realizados en los horarios previstos para ello.
  3. El saludo militar y la cortesía deben ser practicados en todo momento por el personal de  Brigadieres y Grumetes.
  4. Los horarios de Régimen Interno, deben ser estrictamente cumplidos aprovechando al máximo el tiempo, especialmente en las actividades militares, académicas, de especialidad o deportivas.
  5. Durante la permanencia en la Escuela, el Grumete tiene el deber de renovar todos aquellos implementos del equipo personal y mantenerlos completos y en perfecto estado.
  6. El alumno (a) tiene el deber de permanecer soltero (a) y sin hijos durante su etapa de formación, se exceptúa al personal de aspirantes y grumetes del cuerpo administrativo.
  7. Los alumnos tienen el deber de enterarse de todas las normas y reglamentos que rigen la Institución y que le sean de su competencia o se relacionen con su etapa de formación, cumplirlos y hacerlos cumplir.

 

CAPÍTULO V

 

OTRAS NORMAS GENERALES QUE DEBE OBSERVAR EL ALUMNO

ARTÍCULO 75.- Presentación personal.

  1. Está prohibido el maquillaje permanente para el personal femenino.
  2. El personal masculino y femenino debe mantener las uñas cortas.
  3. El personal femenino deberá mantener las uñas arregladas y pintadas con esmalte transparente o colores suaves.
  4. El personal puede utilizar la placa de identificación personal con la siguiente información: Nombre, Código, Grupo Sanguíneo y RH.
  5. Para el personal que se encuentre con tratamiento de ortodoncia, los accesorios empleados deberán ser de color transparente.
  6. Está prohibido el uso de accesorios no autorizados por el Reglamento de Uniformes para la Armada Nacional.

ARTÍCULO 76.- Correspondencia, encomiendas y dinero.

  1. Los Comandantes de Compañía y Brigadieres Mayores deben supervisar que los Alumnos escriban a sus familias por lo menos una vez cada quince días, durante su primer trimestre.
  2. En lo posible para toda clase de correspondencia los Grumetes deben utilizar papel y sobres que estén marcados con el Escudo de la Escuela Naval.
  3. Los Alumnos deben ser sinceros con el contenido de las cartas, sin exagerar sobre su vida en la Escuela.
  4. Las sanciones deben conocerlas los padres, no solo por el conducto de los Comandantes sino por información directa del alumno afectado, demostrándoles sinceridad ante la situación sin desvirtuar que ella ha sido impuesta como medio educativo de carácter correccional y no culpando a los superiores,  tratando de hacer parecer como carentes de justicia y ecuanimidad.
  5. Los dineros que soliciten a los padres, deben limitarse a lo estrictamente necesario y darles el uso adecuado para lo que esté destinado.
  6. Los padres deben saber por información directa de los Alumnos, que ellos no deben intervenir ante los superiores para que al hijo o al familiar se le conceda permiso especial o se le levante una sanción; es una solicitud que formalmente debe elevar el alumno y no una tercera persona.
  7. En la correspondencia no debe hacerse mención a aquellos actos de servicio que solo debe conocer el personal de la Escuela.
  8. No se debe solicitar medicamentos en la correspondencia familiar, este servicio lo presta la Escuela y asumir tal conducto alarma a los padres sin justificación.
  9. La correspondencia que llega a la Escuela con destino a los Alumnos debe ser reclamada por él mismo, en la oficina de archivo y correspondencia ubicada en la Guardia de la Escuela Naval

ARTÍCULO 77.- Utilización de uniformes.

La utilización de los uniformes para el personal femenino, se hará de acuerdo al Reglamento de Uniformes de la Armada Nacional.

ARTÍCULO 78.- Maquillaje personal femenino.

  1. El maquillaje se utilizará en Ceremonias Militares, actividades sociales, franquicias y fiestas.
  2. Para el efecto el maquillaje se compone de:
  3. Polvos traslúcidos
  4. Brillo labial.
  5. Delineador de ojos color negro sobre la parte inferior del párpado a la altura del nacimiento de las pestañas.
  6. Rubor de acuerdo al tono de piel.
  7. Esmalte de uñas color transparente o colores suaves que vayan acorde al uniforme.
  8. Para las actividades diarias del servicio, el maquillaje se limita a la utilización de polvos traslúcidos y brillo labial.

ARTÍCULO 79.- Corte de Cabello.

  1. El personal Masculino tendrá el cabello corto, así: laterales con cuchilla 0 degradado, parte superior con cuchilla 1 y patillas a la altura de la comisura del ojo.
  2. El personal femenino se recogerá el cabello atrás, cubierta por una malla negra.
  3. Está prohibido teñirse el cabello durante la permanencia como Alumno.
  4. Está prohibido el uso de pelucas e implantes de cabello.

ARTÍCULO 80.- Normas de seguridad personal y de instalaciones.

  1. En todas las instalaciones militares, se presentan áreas restringidas, que deben ser estrictamente respetadas y solo el personal autorizado podrá tener acceso a ellas. Cada instalación debe tener su plan de evacuación además de ciertas normas y prioridades que deberán ser conocidas por el personal de dicha instalación.
  2. La seguridad personal en las instalaciones de trabajo radica en la utilización de todos los equipos establecidos para cada tipo de labor.
  3. Las normas de seguridad personal en las instalaciones son de obligatorio cumplimiento, por lo tanto su violación tendrá sanciones disciplinarias.

ARTÍCULO 81.- Visitas al personal de Alumnos.

  1. Las visitas en principio deben ser recibidas por el Grumete de Cámara de Grumetes de una manera muy cordial y educada mostrando así los buenos modales que debe tener un Alumno, estas deberán ser recibidas en los  horarios establecidos para tal fin,  posterior a la llegada de la visita, el Grumete de Cámara ordenará buscar al Alumno que tiene la visita, este deberá presentarse al Brigadier de Guardia y Oficial de Guardia para informarle la visita, su presentación personal debe ser impecable en el uniforme del día.
  2. El Grumete que recibe la visita deberá encargarse de que esta tenga una grata estadía en la Escuela, no deberá salir del área de la Cámara de Grumetes y/o punto de fondeo; cuando la visita haya terminado este podrá acompañarla hasta el portalón. Los Grumetes que se encuentren sancionados no están autorizados para recibir visitas al igual que el personal que se encuentre de guardia.
  3. Para visitas entre semana por cualquier motivo por parte de los familiares se deberá tramitar con antelación una autorización al Comando del Batallón de Grumetes, la cual será autorizada solo en casos especiales, ya que estas alteran las labores que el Alumno debe desempeñar durante el transcurso de la semana.

ARTÍCULO 82.- Viajes al exterior. Normalmente cada año, los Grumetes de segundo año efectúan un embarque en el ARC “GLORIA” que puede incluir  puertos extranjeros, durante el recorrido se deben observar entre otras las siguientes normas:

  1. Se deben observar todas las normas aduaneras vigentes.
  2. No está permitida la adquisición de armas de fuego o el porte de las mismas en el exterior.
  3. El personal de Alumnos tiene restringido el alquiler de vehículos, salvo autorización expresa del Director de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.
  4. Debe observarse prudencia y cuidado en los comentarios con el personal extranjero, relacionados con eventos internos y externos del país.

ARTÍCULO 83.- La supervisión y exigencia de las normas del presente Título, serán ejercidas por el personal de Oficiales y Suboficiales de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, y por el personal de Oficiales y suboficiales de unidades a flote o de tierra cuando el Grumete o Aspirante se encuentre de comisión en otras unidades de las Fuerzas Militares.

 TITULO IV

CAPITULO I

 

DE LAS FALTAS E INFRACCIONES.

ARTÍCULO 84.- Noción.  Constituye falta disciplinaria la comisión de una conducta considerada como tal en cada uno de los reglamentos de las Escuelas de Formación y por lo tanto, da lugar a la acción e imposición de la sanción correspondiente.

ARTÍCULO 85.- Clasificación. Las faltas disciplinarias se clasifican en levísimas, leves, graves y gravísimas.

ARTÍCULO 86.- Infracciones.  Son aquellas acciones que por su significancia no son consideradas como faltas disciplinarias, pero que de todas maneras contradicen el comportamiento habitual que deben observar los alumnos de la Escuela Naval de Suboficiales.

CAPITULO II

DE LAS FALTAS

ARTÍCULO 87.- Faltas Levísimas. Son faltas levísimas:

  1. Eludir el saludo o ejecutarlo con negligencia.
  2. No cumplir con el régimen interno.
  3. No informar oportunamente sobre el cumplimiento de las órdenes al superior que las haya impartido.
  4. Presentar mala revista de las áreas o cargos asignados.
  5. Dar mal un parte.
  6. Consumir alimentos fuera de las horas establecidas o sin la debida autorización.
  7. Guardar comida en los alojamientos o aulas.
  8. No aprovechar las horas de estudio.
  9. Demostrar negligencia o desinterés en los estudios.
  10. Comer en horas de clase, instrucción y/o formación.
  11. Tener mal tendida la cama o con ropa de cama sucia.
  12. Tener mal organizada la laca.
  13. No observar la cortesía naval.
  14. Llegar atrasado a una formación y/o actos del servicio hasta con 15 minutos.
  15. Demostrar desidia en la práctica de deportes, orden cerrado y/o actividades ordenadas.
  16. Falta de Porte Militar.
  17. No entregar documentación, material o elementos a su cargo dentro de los plazos establecidos para tal fin.
  18. Descuidar la correcta presentación en la persona o en el uniforme.
  19. Usar cualquier tipo de joya.
  20. Emplear gestos, expresiones y/o ademanes impropios.
  21. No cumplir con sus obligaciones o cargos asignados.
  22. Dormir en el aula.
  23. Incumplir las normas de convivencia establecidas en el título III del presente reglamento que no se encuentren tipificadas como faltas levísimas, leves, graves o gravísimas.

ARTÍCULO 88.- Faltas Leves. Son faltas leves:

  1. Empleo de teléfonos celulares y/o equipos de comunicación electrónicos en clase, estudios, instrucción y/o formación.
  2. Retirarse del aula o alojamientos sin autorización.
  3. Poseer artículos no autorizados.
  4. Recibir visitas en horas o lugares indebidos o sin la debida autorización.
  5. Demostrar mal comportamiento social.
  6. Fomentar el desorden, juegos de manos, comentarios vulgares, inoportunos y/o poco serios.
  7. Llegar atrasado de la franquicia hasta con 30 minutos o vacaciones hasta con 01 hora.
  8. Dormir en horas o lugares no autorizados.
  9. Hacer reclamos indebidos o injustificados.
  10. Eludir las responsabilidades inherentes al cargo.
  11. Demandar explicaciones al superior sobre el fundamento de una orden u observación.
  12. Interferir en el ejercicio de las funciones o atribuciones de miembros de la Escuela Naval, cuando estos estén cumpliendo con sus obligaciones.
  13. No tener con los miembros de la institución y sus familiares las consideraciones y respeto debidos a la persona humana.
  14. Incumplir sin causa justificada las citas médicas u odontológicas.
  15. Desatender reclamos o solicitudes de los subordinados.
  16. No pasar consignas de la guardia o de cualquier tipo.
  17. No poseer espíritu de cuerpo.
  18. Invitar a la Escuela Naval de Suboficiales a personas que no correspondan al prestigio de la Institución.
  19. Fumar.
  20. No presentarse al Oficial de Guardia Batallón al regreso de comisión, permiso o franquicia.
  21. Demora injustificada en el cumplimiento de una orden.
  22. Encontrarse bailando con personal más o menos antiguo.
  23. Demostrar familiaridad con superiores, y/o subalternos, no observando las normas y respeto debidos.
  24. Conducir vehículos automotores sin autorización.
  25. Movilizarse en motocicletas en uso de franquicia.
  26. No observar el conducto regular.
  27. Replicar una orden, corrección u observación.
  28. No informar oportunamente la ocurrencia de daños, maltrato, pérdida o descuido del material.

ARTÍCULO 89.- Faltas Graves. Son faltas graves:

  1. Dar mal uso al uniforme o emplear el mismo en lugares no autorizados.
  2. No conceder el conducto regular a los subordinados cuando corresponda.
  3. Cuestionar la orden de un superior.
  4. Incumplir una orden.
  5. Proponer a otros el desobedecimiento de órdenes del servicio.
  6. Elaborar, auspiciar o colaborar en la elaboración de anónimos.
  7. Hacer reclamos, solicitudes o expresiones en forma descomedida o irreglamentaria.
  8. Modificar o alterar las ódenes sin autorización.
  9. Incumplir o modificar una sanción notificada, bien sea por parte del sancionado o del personal encargado de hacerla cumplir.
  10. Llegar atrasado de la franquicia con más de 30 minutos y hasta con 01 hora, o vacaciones con más de 01 hora y hasta con 02 horas.
  11. No asistir a una formación o llegar atrasado a las mismas o actos del servicio con más de 15 minutos.
  12. Descuidar el mantenimiento del material de guerra.
  13. No observar el respeto, la decencia y consideración debidos a la dignidad y el honor de las personas.
  14. No informar o encubrir cualquier conducta que pueda constituir falta disciplinaria.
  15. Concurrir a lugares que no estén acorde con la categoría y el prestigio de la institución.
  16. Hacer cualquier tipo de préstamos en cooperativas y/o establecimientos comerciales.
  17. Contraer deudas o compromisos e incumplirlos sin causa justificada.
  18. Intervenir en juegos de suerte y azar o concurrir a lugares donde se presenten los mismos.
  19. Tener un comportamiento no acorde con la compostura que corresponda estando uniformado o de civil.
  20. Extralimitarse en las atribuciones o tomarse atribuciones que no le corresponden.
  21. Discriminar al subalterno.
  22. Presentar acusaciones tendenciosas.
  23. Reincidir en la misma falta leve por tres ocasiones.
  24. Conducir o llevar el mando de cualquier embarcación o vehículo sin poseer la respectiva licencia o autorización legal o superior.
  25. Desautorizar o desobedecer a cualquier miembro de la fuerza pública que se encuentre de servicio o de guardia.
  26. Sobrepasar sin permiso los límites fijados para la Guarnición.
  27. Incumplir las disposiciones de carácter policivo o las órdenes del servicio de Policía Naval Militar.
  28. Enviar, recibir sin reportar, intercambiar notas, cartas o presentes entre compañeros, con superiores o subalternos con propósitos afectivos o con interés personal.
  29. No cumplir las precauciones de seguridad cuando se está al mando de una nave, embarcación o vehículo o encargado de una actividad.
  30. Inasistencia injustificada a las clases o ser retirado del aula por el profesor debido a actos de indisciplina.
  31. Coaccionar maliciosamente para que se reclame contra un superior, compañero o subalterno.
  32. Usar prendas de vestuario, equipo, armamento o cualquier otro elemento irreglamentario o sin la debida autorización.
  33. Encubrir o ser cómplice en la comisión de una falta leve o grave.
  34. Ingresar sin autorización a dependencias o sistemas de la Escuela Naval.
  35. Abusar de bebidas embriagantes.
  36. Pretextar una enfermedad o exagerar una dolencia para evadir un acto del servicio.
  37. Desempeñarse mal durante el servicio de guardia.
  38. Dormir encontrándose de guardia.
  39. Utilizar el nombre de un superior para obtener beneficios propios o para un tercero.
  40. No observar las normas de seguridad con el manejo de las armas de fuego.
  41. No observar el Reglamento Internacional para Prevenir Abordajes en el mar, cuando se encuentre como patrón de bote.
  42. Realizar manifestaciones inapropiadas que perturben la tranquilidad de otra persona.
  43. Llegar atrasado al servicio de guardia.
  44. Demostrar negligencia en el control administrativo del material a su cargo.
  45. Usar tatuajes o hacerse perforaciones corporales.
  46. Acceder a contenidos prohibidos usando los activos informáticos de la Institución.
  47. Hacer publicaciones de fotos o videos en internet, televisión, prensa o cualquier medio de comunicación que traten de actividades relacionadas con el servicio las cuales afecten la imagen Institucional.
  48. Presentar por escrito o verbalmente declaraciones o peticiones injustificadas contra los actos y/o decisiones de los superiores.
  49. Destruir material del Estado cuando se demuestre plenamente que hubo culpa.
  50. Destruir o perder material bélico cuando se demuestre plenamente que hubo culpa.

ARTÍCULO 90.- Faltas Gravísimas. Son faltas gravísimas:

  1. Ejecutar cualquier conducta que atente contra el Código de Honor del Grumete Naval.
  2. Recurrir o aceptar ayuda ilícita de terceros para obtener lo que se desea.
  3. Extraer de las diferentes dependencias elementos o documentación sin la debida autorización.
  4. Mentir al superior.
  5. Demostrar manifestaciones afectivas con superiores, compañeros o subalternos
  6. Mantener relaciones sexuales con superiores, compañeros y/o subalternos.
  7. Abrir la correspondencia de otra persona sin autorización.
  8. Utilizar el mando para obtener dádivas o préstamos, para coaccionar y obtener cualquier otro beneficio personal.
  9. No registrar en los libros o documentos los hechos o novedades pertinentes al servicio o hacerlo maliciosamente omitiendo datos o detalles para desvirtuar la verdad de lo ocurrido u ordenado.
  10. Abandonar sin autorización las instalaciones de la Escuela, Base, Buque, puesto o comisión.
  11. Encontrarse ilegalmente en alojamientos definidos para el sexo opuesto o permitir que esto suceda.
  12. Violar las normas de seguridad de la Escuela Naval.
  13. Aislarse o permanecer en recintos no autorizados o permitidos para intentar establecer intimidad de cualquier tipo.
  14. Interferir en el ejercicio de las funciones y/o atribuciones de miembros de las otras fuerzas cuando estos estén cumpliendo con sus obligaciones.
  15. Encubrir o ser cómplice en la comisión de una falta gravísima.
  16. Prestar sin autorización a personas o entidades no militares equipos, armamento, material o prendas del uniforme.
  17. Comprometer o intentar comprometer al subalterno para que oculte una falta.
  18. Coaccionar al subalterno para que no reclame cuando le asiste el derecho a ello.
  19. Acosar sexualmente a otro alumno.
  20. Suministrar, recibir o utilizar información en forma verbal o escrita con el fin de ayudar o ayudarse indebidamente al desarrollo de las evaluaciones o tareas.
  21. Dar declaraciones o hacer publicaciones sobre asuntos militares a la prensa hablada o escrita o a personas ajenas a la institución cuando no se está facultado para hacerlo o sin el permiso correspondiente.
  22. Demostrar negligencia o descuido en el manejo de documentación clasificada o de uso exclusivo de la institución.
  23. Adquirir, consumir, elaborar, transportar, poseer, suministrar, vender, portar, o enajenar bebidas alcohólicas, estupefacientes, narcóticas, estimulantes psicotrópicos o cualquier otra sustancia que produzca dependencia dentro de la Institución como fuera de ella.
  24. Falsificar documentos personales u oficiales.
  25. Emplear fraude, engaño o trampa para la obtención de beneficios personales.
  26. Plagiar la propiedad intelectual.
  27. Despojarse del uniforme insignias o condecoraciones con demostraciones de menosprecio o irrespeto.
  28. Ultrajar o irrespetar los símbolos patrios o institucionales.
  29. Utilizar en beneficio propio o de terceros personal militar o civil, bienes de propiedad o al servicio del ramo de la defensa nacional.
  30. Incurrir en maltrato físico al subalterno.
  31. Consumir bebidas alcohólicas estando de servicio.
  32. Abandonar el servicio de guardia o no presentarse a ella.
  33. Acumular cinco faltas graves en un periodo o la misma falta grave en tres ocasiones.
  34. Llegar atrasado al término de la franquicia con más de sesenta minutos o de vacaciones con más de dos horas.
  35. Destruir o perder material bélico cuando se demuestre plenamente el dolo.
  36. Destruir material del Estado cuando se demuestre plenamente el dolo.
  37. Mantener cualquier tipo de relación en forma directa o indirecta con personas o grupos al margen de la ley.
  38. Sustraer documentación clasificada.
  39. Infringir las leyes de un país extranjero cuando se encuentre en él.
  40. Incurrir en conductas tipificadas por la ley penal

TITULO V

DE LAS SANCIONES

CAPITULO I

 

CLASIFICACIÓN DE LAS SANCIONES

ARTÍCULO 91.-  Sanciones. Las sanciones se clasifican de acuerdo a la falta así:

  1. Para faltas levísimas sancionadas por el Comandante de Sección:
  2. Horas de trabajo especial: Serán máximo cuatro (4).
  3. Horas de orden cerrado: Serán máximo cuatro (4).
  4. Horas de acondicionamiento físico: Serán máximo cuatro (4).
  5. Hasta dos (2) días de trabajo especial.
  6. Hasta 30 deméritos.
  7. Para faltas leves sancionadas por el Comandante de Compañía:
  8. Hasta cuatro (4) días de trabajo especial.
  9. Reprensión simple, que causará hasta 50 deméritos.
  10. Para faltas graves sancionadas por el Comandante del Batallón:
  11. Hasta ocho (8) días de trabajo especial.
  12. Reprensión formal que causará hasta 90 deméritos.
  13. Para faltas gravísimas sancionadas por el Consejo Disciplinario:
  14. Reprensión Severa que causará hasta 120 deméritos.
  15. Periodo de observación hasta por cuatro (4) meses y hasta 120 deméritos.
  16. Retiro definitivo de la Institución.

Parágrafo 1. El número de deméritos acumulados durante una semana, con los cuales un alumno deberá realizar dos (02) días de trabajo especial, será:

  1. 25 deméritos para Grumetes de Primer año y Aspirantes.
  2. 15 deméritos para Grumetes de Segundo año.
  3. 10 deméritos para Brigadieres.

Parágrafo 2. El Ejecutar cualquier conducta que atente contra uno o varios  incisos del Código de Honor del Grumete Naval, ocasionará el retiro inmediato y definitivo de la Institución, ya que estos son los pilares de los valores y principios inquebrantables en la conducta del futuro Suboficial Naval.

Parágrafo 3. Periodo de Observación: aplicadas por el Consejo Disciplinario de la Escuela Naval de Suboficiales a aspirantes y grumetes por comisión de falta GRAVÍSIMA, cuando medien aspectos de atenuación que a buen juicio ameriten una nueva oportunidad para el alumno.  Esta sanción implica que el alumno no podrá incurrir en falta igual o superior a LEVE durante el tiempo estipulado por el consejo Disciplinario, so pena que le sea cancelada la matrícula y retirado de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.

Los aspirantes y grumetes, durante el tiempo que permanezcan en Periodo de Observación de Conducta, tendrán las siguientes restricciones:

  1. Serán calificados en su Actitud Naval sobre 8.0 durante los módulos que permanezca la sanción.
  2. No podrán ser estimulados con distintivos, excepto los que se conceden por rendimiento académico o deportivo.
  3. No podrán ser premiados con permisos especiales, licencias, ni pernoctar fuera de la Escuela Naval de suboficiales en uso de franquicia.

 

CAPITULO II

CORRECTIVOS.

ARTÍCULO 92.- Medios Correctivos.  Son las acciones aplicadas para encauzar la disciplina militar y no constituyen sanciones disciplinarias.

ARTÍCULO 93.- Clasificación. Pueden ser Menores y Mayores y se aplicarán a las infracciones.

 

Correctivos Menores:

  • Llamado de atención verbal o escrito el cual se solicitará al superior jerárquico.
  • Anotación negativa en el folio de vida.
  • Disminución de horas de salida.
  • Ejercicios de orden cerrado hasta por treinta (30) minutos.
  • Corrección de la actividad en que se falló.

Correctivos Mayores:

  • Ensayo escrito y exposición con la infracción, el cual debe ser presentado en un plazo de veinticuatro (24) horas.
  • Presentación a acondicionamiento físico hasta por sesenta (60) minutos.
  • Pérdida de turno de salida o franquicia.
  • Trabajos especiales, hasta por dos (2) horas, desarrollados en el tiempo libre del alumno, consistentes en aseo de dependencias o intendencia, arreglo de  laca, poda de prados o arreglo de exteriores.
  • Elaboración de ayudas o carteleras para campañas orientadas a prevención de accidentes, ahorro de servicios públicos, seguridad con armas de fuego, cultura ecológica y otros temas de beneficio Institucional.

Parágrafo: Los correctivos serán aplicados por los superiores jerárquicos con atribuciones disciplinarias.

 

CAPÍTULO III

DE LA GRADUACIÓN DE LAS SANCIONES

ARTÍCULO 94.- Graduación. En la graduación de las sanciones se tendrán en cuenta las circunstancias de atenuación y agravación consagradas en el presente capítulo.

ARTÍCULO 95.- Circunstancias de Atenuación. Son circunstancias de atenuación las siguientes:

  1. Confesar la falta antes de la formulación de cargos o antes de la citación a relación.
  2. Haber sido inducido por un superior a cometerla.
  3. Cometer la falta por motivos nobles o altruistas.
  4. La buena conducta anterior.
  5. Estar en desempeño de funciones que ordinariamente corresponden a un alumno de mayor grado, si la falta consiste en un incumplimiento de deberes inherentes a dichas funciones.
  6. La jerarquía y mando que el alumno tenga en la Institución.
  7. El buen rendimiento académico del alumno.
  8. Fuerza mayor y caso fortuito demostrable.

ARTÍCULO 96.- Circunstancias de Agravación. Son circunstancias de agravación las siguientes:

  1. Cometer la falta con el concurso de otras personas o en complicidad con el subalterno.
  2. La ostensible preparación de la falta.
  3. Cometer la falta aprovechando la confianza que el superior le hubiere dispensado.
  4. Cometer la falta para ocultar otra.
  5. La reincidencia de la conducta.
  6. La jerarquía y mando que el alumno tenga en la Institución.
  7. Cometer la falta durante ejercicios de orden abierto, estando de guardia, durante acuartelamiento o embarques en unidad a flote.
  8. Cometer la falta encontrándose el personal en comisión en el exterior.
  9. Cometer la falta por motivos innobles o fútiles.

ARTÍCULO 97.- Prohibición. Está prohibida la aplicación de medios correctivos que atenten contra la dignidad humana.

ARTÍCULO 98.- Medios Sancionatorios.  Los medios sancionatorios son la reprensión simple, la reprensión formal, la reprensión severa o separación definitiva de la Escuela.

ARTÍCULO 99.- Publicidad. Todas las sanciones impuestas a los alumnos deberán ser registradas en el respectivo Folio de Vida al lapso en que se sancionó la falta.

 

TITULO VI

CAPITULO ÚNICO

DE LA EXTINCIÓN DE LA ACCIÓN

ARTICULO 100.- Términos de prescripción de la acción y de la sanción.  La acción y la sanción disciplinaria prescriben al momento del ascenso del alumno a Marinero Segundo.

TITULO VII

CAPITULO ÚNICO

DE LAS ATRIBUCIONES DISCIPLINARIAS

ARTÍCULO 101.- Definición. Se entiende por atribución disciplinaria la facultad para premiar, sancionar y autorizar permisos, que tienen los superiores en relación con el personal que está bajo sus órdenes y responsabilidad.

ARTÍCULO 102.- Quiénes tienen atribuciones disciplinarias. Las atribuciones y facultades disciplinarias se ejercerán por el Director de la Escuela Naval de Suboficiales, Subdirector de la Escuela Naval de Suboficiales, Comandante de Batallón Naval de la Escuela Naval de Suboficiales, los Comandantes de Compañía y Comandantes de Sección de la Escuela Naval de Suboficiales, y por parte del Consejo Disciplinario.

TITULO VIII

DE LA COMPETENCIA

CAPITULO ÚNICO

COMPETENCIAS

ARTÍCULO 103.- Competencia. Es competente para conocer y sancionar una falta el superior jerárquico con atribuciones disciplinarias bajo cuyas órdenes se encuentre el presunto infractor al momento de la comisión del hecho.

ARTÍCULO 104.- Grados Disciplinarios. Los superiores se agruparán en grados disciplinarios y tendrán las siguientes atribuciones disciplinarias:

  • PRIMER GRADO: Podrán imponer medios correctivos por la comisión de infracciones todos los superiores jerárquicos con atribuciones disciplinarias.
  • SEGUNDO GRADO: Podrán sancionar por Faltas Leves los Comandantes de Sección, los Comandantes de Compañía y los superiores jerárquicos de estos que estén con atribuciones disciplinarias.
  • TERCER GRADO: Podrá sancionar por Faltas Graves el Comandante de Batallón y los superiores jerárquicos de éste con atribuciones disciplinarias.
  • CUARTO GRADO: Podrá sancionar por faltas gravísimas únicamente el Consejo Disciplinario.

ARTÍCULO 105.- Traspaso de Atribuciones Disciplinarias. En las ausencias temporales o accidentales de los superiores jerárquicos con atribuciones disciplinarias bien sea por vacaciones, licencia, permiso, comisión, enfermedad o por desaparición, quienes lo sucedan en el cargo asumirán de inmediato la plenitud de las funciones y atribuciones disciplinarias correspondientes a dichos cargos.

Al efecto, bastará que la novedad se ordene, autorice o registre por la orden del día del comando inmediatamente superior, para que lo dispuesto en el inciso anterior comience a producir todos sus efectos.

ARTÍCULO 106.- Personal Embarcado y/o Comisionado. Cuando el Aspirante o Grumete se encuentre embarcado en cualquier unidad colombiana o extranjera, continuará sujeto al presente Reglamento, mientras ostente la calidad de alumno de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”. Igual tratamiento recibirá el alumno que se encuentre en comisión del servicio fuera de la guarnición abordo de otras unidades de las Fuerzas Militares.

 

TITULO IX

NOTA DE DISCIPLINA

CAPITULO ÚNICO

DE LA OBTENCIÓN DE LA NOTA DE DISCIPLINA

ARTÍCULO 107.- Máximo número de deméritos permisibles.  El máximo número de deméritos permisibles por periodo, que será anual, con los cuales la nota de disciplina del alumno quedará en seis punto cero (6.0) será:

  1. 200 deméritos para Grumetes de Primer año y Aspirantes a Grumete.
  2. 160 deméritos para Grumetes de Segundo año
  3. 125 deméritos para Brigadieres y Grumetes en periodo de pregrado.

Parágrafo Primero. Al momento del ascenso del personal de grumetes de primer año a segundo año, la conducta de estos vuelve a ser diez punto cero (10.0) y tendrá los 160 deméritos que le corresponden a los grumetes de segundo año para que su conducta baje a seis punto cero (6.0)

Parágrafo Segundo. Para el personal de Grumetes o Aspirantes a Grumetes de los cursos extraordinarios, el máximo número de deméritos permisibles por periodo se calcula dividiendo entre doce (12) el máximo número de deméritos permisibles de ese grado para luego multiplicarlo por el tiempo en meses en que permanecerá en dicho grado.

ARTÍCULO 108.- De los méritos.

  1. Se harán acreedores a méritos los Brigadieres, Grumetes y Aspirantes a Grumetes, aquellos que cumplan con los siguientes requisitos:
  2. Para quiénes prestan servicios de Brigadieres de Control, los que obtengan durante un lapso de 2 meses, un promedio de calificación de los mismos superior a nueve punto tres (9.3).
  3. A quiénes se hayan destacado y dejado muy en alto el nombre de la Escuela Naval, les podrán otorgar méritos el Director de la Escuela Naval y el Comandante del Batallón de Grumetes.
  4. La cantidad de méritos que serán otorgados en una misma oportunidad será de diez (10) méritos.
  5. El máximo número de méritos que podrán ser otorgados durante un periodo no será mayor al 30%, del máximo número de deméritos permisibles por periodo.
  6. Los méritos serán otorgados por medio de la Orden del Día del Comando del Batallón de Grumetes.
  7. Los méritos serán computados al finalizar el periodo.

ARTÍCULO 109.- Del cómputo de deméritos y méritos para obtener la nota de Conducta.

  1. El número total de deméritos al final del periodo se obtendrá de restar del número total de deméritos, el número de méritos que haya obtenido durante el periodo.
  2. Para Brigadieres 01 demérito equivaldrá a 0.032 Unidades.
  3. Para Grumetes de Segundo año, 01 demérito equivaldrá a 0.025 Unidades.
  4. Para Grumetes de Primer año y Aspirantes a Grumetes, 01 demérito equivaldrá a 0.02 Unidades.

Parágrafo. Para el cómputo de los deméritos de los Grumetes y Aspirantes a Grumetes de los cursos extraordinarios el valor de un demérito se obtendrá de la siguiente forma:

  1. Se determina el máximo número de deméritos permisibles en concordancia con parágrafo segundo del artículo 106.
  2. Por medio de una regla de tres en donde el máximo número de deméritos permisibles hallado en el numeral anterior corresponde a cuatro (4.0) unidades, se determina el valor que tendrá un (01) demérito.

ARTÍCULO 110.- Disposiciones varias.

  1. Cuando un Brigadier, Grumete o Aspirante a Grumete llegue a una nota de disciplina o de aptitud naval igual a siete punto cero (7.0), se presentará ante el Comandante del Batallón de Grumetes, quién lo amonestará en forma escrita y le advertirá que su permanencia en la Escuela Naval se encuentra en una situación crítica y que en el momento en que cualquiera de estas notas sea igual o menor a seis punto cero (6.0) será citado a Consejo Disciplinario y retirado de la Institución. Copia de la amonestación deberá ser enviada a los padres o acudientes del alumno.
  2. La suspensión de una distinción, nombramiento o comisión, no constituye sanción.
  3. En la aplicación de sanciones disciplinarias mayores, el superior jerárquico, para fortalecer el proceso de formación del futuro Suboficial, podrá ordenar, además de la sanción, trabajos especiales, que faciliten y orienten el alumno en la corrección de actitudes o comportamientos.
  4. Son cursos extraordinarios aquellos que determine la Dirección de la Escuela Naval.
  5. El alumno, que durante el periodo haya sido sancionado y su conducta haya disminuido de diez punto cero (10.0), no podrá volverla a subir a esta calificación así haya obtenido numéricamente méritos para ello; su nota máxima será de nueve punto cinco (9.5).

ARTÍCULO 111.- Notificación y publicidad. Todas las sanciones y correctivos impuestos a los Grumetes deberán ser registradas en el respectivo Folio de Vida.

 

TITULO X

DISPOSICIONES GENERALES

ARTÍCULO 112.- Las autoridades disciplinarias deberán actuar teniendo en cuenta que la finalidad de los procedimientos es aclarar la verdad de los hechos y sancionar a los responsables, garantizando los derechos de las personas sin discriminación alguna.

ARTÍCULO 113.- El superior con atribuciones disciplinarias está obligado a buscar el cabal cumplimiento de la acción disciplinaria. Por lo tanto, no actuará con desviación o abuso de poder y ejercerá sus competencias exclusivamente para los fines previstos en el reglamento.

ARTÍCULO 114.- Las autoridades darán a conocer sus decisiones por escrito y personalmente al interesado.

ARTÍCULO 115.- Nadie podrá sancionar o decidir sobre la comisión de una falta cometida por un superior.

ARTÍCULO 116.- Quienes intervienen en la actuación disciplinaria están en el deber de hacerlo con absoluta imparcialidad.

ARTÍCULO 117.- Se deben analizar tanto los hechos y circunstancias favorables como desfavorables a los intereses del disciplinado.

ARTÍCULO 118.- Toda conducta que pueda constituir falta disciplinaria origina la respectiva acción, la cual tendrá lugar aunque el infractor se encuentre pendiente de baja.

ARTÍCULO 119.- Si los hechos materia de análisis pudieren constituir delitos en contra de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, la Dirección procederá a informar a la autoridad competente, remitiéndole los elementos probatorios que correspondan y sin perjuicio de la acción disciplinaria que se adelante por los mismos.

ARTÍCULO 120.- La acción disciplinaria se iniciará por información proveniente de miembro de la institución o de queja formulada por cualquier persona o entidad, siempre y cuando haya mérito para ello. De lo contrario, se rechazará de inmediato.

ARTÍCULO 121.- Todo aquel que se entere de la ocurrencia de un hecho que pueda constituir falta disciplinaria, deberá ponerlo en conocimiento de su respectivo superior, suministrando toda la información y pruebas que posea.

 

TITULO XI

DECISIÓN, NOTIFICACIÓN Y EJECUCIÓN DE LA DECISIÓN

ARTÍCULO 122.- Notificaciones.  Las notificaciones pueden ser personales o por estrado

ARTÍCULO 123.- Notificación personal.  Se notifican personalmente la citación a relación, la decisión de la relación, la decisión del reclamo, las decisiones que resuelvan los recursos de reposición y apelación y la citación a consejo disciplinario.  El disciplinado debe firmar la notificación transcrita en su respectivo folio de vida enterándose del contenido de la misma.

ARTÍCULO 124.- Notificación por estrado. Las decisiones que se dicten en las relaciones, en el consejo disciplinario, concejo académico o en el curso de cualquier diligencia se consideraran notificadas cuando el disciplinado se presente.

ARTÍCULO 125.- Registro de la decisión. Toda decisión que determine una sanción disciplinaria o un premio, será consignada en el Folio de Vida del disciplinado.

ARTÍCULO 126.- Ejecución de la decisión.  Toda decisión que implique la realización de alguna actividad, un trabajo o el cumplimiento de una tarea específica, sea esta física o intelectual, debe ser cumplida dentro de los quince (15) días hábiles que sigan a la notificación.  Al término de este período, el  Brigadier, Grumete o Aspirante, se presentará ante la autoridad competente para informar sobre el cumplimiento de la misma.

 

LIBRO SEGUNDO

PARTE PROCEDIMENTAL

TITULO I

PROCEDIMIENTO PARA SANCIONAR INFRACCIONES

ARTÍCULO 127.- Reporte.  Estas infracciones una vez conocidas se reportarán a cualquier Oficial,  Suboficial o Brigadier del Batallón de Grumetes.

ARTÍCULO 128.-  Decisión. Los Oficiales, Suboficiales o Brigadieres del Batallón de Grumetes, una vez conozcan los hechos que constituyan una infracción, podrán imponer los correctivos contemplados en el artículo 95, su imposición y cumplimiento será de inmediato.

ARTÍCULO 129.- Reclamo. Contra esta decisión procede reclamo ante la misma autoridad que impuso el correctivo, quien deberá resolverlo inmediatamente.

 

 

TITULO II

PROCEDIMIENTO PARA SANCIONAR FALTAS LEVÍSIMAS

ARTÍCULO 130.- Reporte. Estas faltas se reportan a los Suboficiales Comandantes de Sección por cualquier Oficial,  Suboficial  o  Brigadier llenando el formato respectivo. Al presente procedimiento se deben allegar las pruebas pertinentes y las solicitadas legalmente por el alumno.

ARTÍCULO 131.- Decisión. Los Comandantes de Sección, que son los facultados para sancionar esta categoría de faltas, reciben los reportes e imponen inmediatamente la sanción, notificándola en ese mismo momento al disciplinado, asegurándose  que quede perfectamente notificado del demérito correspondiente.

Para las faltas levísimas sancionadas por el Comandante de Sección, las sanciones a imponer serán las contempladas en el artículo 91 numeral 1.

ARTÍCULO 132.- Reclamo. Se debe sustentar por escrito dentro de los dos (2) días hábiles siguientes a la notificación de la decisión. Se presentará ante el mismo funcionario que impuso la sanción para que la revise y en tal caso la confirme, la reforme o la revoque.

ARTÍCULO 133.-  Decisión del Reclamo. Contra esta decisión no procede recurso alguno.

ARTÍCULO 134.- Ejecución de la Decisión. El Comandante de Sección, que impone la sanción, la entrega al Marinero Brigadier de disciplina de la Compañía a la cual pertenezca el sancionado, quién lo tramita para la elaboración del resumen diario de faltas. Hecho lo anterior se traslada el reporte al Marinero Brigadier de Escuadra del disciplinado, quién lo registrará en el Folio de Vida del mismo.

Parágrafo. Todos los aspectos e información tratada es de carácter Confidencial, debiéndose guardar el debido celo en su manejo.

 

 

TITULO III

PROCEDIMIENTO PARA SANCIONAR FALTAS LEVES Y GRAVES

ARTÍCULO 135.- Reporte.  Estas faltas se reportan al Comandante de Compañía o Comandante de Batallón por cualquier Oficial, Suboficial o Brigadier.

ARTÍCULO 136.- Citación a Relación.  Conocidas las faltas leves y graves por el Comandante de la Compañía o del Batallón de Grumetes respectivamente, se citará a relación al disciplinado dentro de los tres (03) días hábiles siguientes a la comisión de la falta, señalando los artículos presuntamente infringidos, la cual se debe notificar  en forma personal.

ARTÍCULO 137.- Relación. Llegado el día y la hora de la citación a la relación, se da lectura a la citación a relación y se aportarán pruebas de oficio o a solicitud del disciplinado, posteriormente se le concederá la palabra para los descargos.

ARTÍCULO 138.- Término para Decidir. Las decisiones siempre serán proferidas dentro de la misma relación.

ARTÍCULO 139.- Decisión. Tratándose de faltas leves y graves, se hará la tipificación de esa conducta al Reglamento de Disciplina, es decir, indicando la norma o normas infringidas. Finalmente se anotará la decisión que se adopte.

Las sanciones a imponer serán las del artículo 91 numeral 2 para faltas leves y las del mismo artículo  numeral 3 para faltas graves.

ARTÍCULO 140.- Notificación. La notificación de la decisión se hará en estrados y contra ella procede el reclamo, que se registrará en el mismo momento de la notificación, por lo que el disciplinado escribirá “Si interpondré reclamo” o “No interpondré reclamo”.

ARTÍCULO 141.- Reclamo. Se debe sustentar por escrito dentro de las veinticuatro (24) horas siguientes a la notificación de la decisión. Se presentará ante el mismo funcionario que impuso la sanción para que la revise y en tal caso la confirme, la reforme o la revoque.

ARTÍCULO 142.- Decisión. Recibido el escrito del reclamo, en el cual deberá presentar y explicar los motivos por los cuales solicita que el funcionario examine la relación en donde se impuso la sanción, dentro de los dos (2) días hábiles siguientes a su recibo deberá resolverse. Una vez decidido no tendrá ningún otro recurso ni medio de impugnación.

ARTÍCULO 143.- Ejecución de la Decisión. El Comandante de Compañía que impone la sanción o el Comandante del Batallón de Grumetes, la entrega al Marinero Brigadier de disciplina de la Compañía a la cual pertenezca el sancionado, quién lo tramita para la elaboración del resumen diario de faltas. Hecho lo anterior se traslada el reporte al Marinero Brigadier de Escuadra del disciplinado, quién lo registrará en el Folio de Vida del mismo.

Parágrafo. Todos los aspectos e información tratada son de carácter Confidencial, debiéndose guardar el debido celo en su manejo.

De todas las diligencias del procedimiento, se dejará constancia en un acta firmada por todos los que intervinieron.

 

TITULO IV

PROCEDIMIENTO PARA SANCIONAR FALTAS GRAVÍSIMAS 

CAPÍTULO I

PROCEDIMIENTO ANTE EL COMANDANTE DEL BATALLÓN DE GRUMETES

ARTÍCULO 144.- Citación a Relación. Conocidas las faltas gravísimas por el Comandante del Batallón de Grumetes, se citará a relación al disciplinado, señalando los artículos presuntamente infringidos, lo cual debe notificarse. Se deben aportar las pruebas verbales, escritas u obtenidas fílmicamente con cámaras de seguridad de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.

ARTÍCULO 145.- Relación. Llegado el día y la hora, se da lectura a la citación y se aportarán pruebas de oficio o a solicitud del disciplinado, posteriormente se le concederá la palabra al Alumno para sus descargos.

ARTÍCULO 146.- Decisión. Si efectivamente se trata de una falta gravísima, el Comandante del Batallón de Grumetes dispondrá el envío de los antecedentes al Subdirector de la Escuela Naval para lo de su competencia, si no encuentra probado los hechos, procederá a practicar las pruebas que conduzcan a la certeza de los hechos.  Si no se encuentra el debido proceso o el mérito suficiente para dar trámite ante el Consejo Disciplinario, se procederá a reclasificar atendiendo su gravedad, o a archivar.

CAPÍTULO II

CONSEJO DISCIPLINARIO

ARTÍCULO 147.- Procedencia. El procedimiento contemplado en este capítulo procede cuando se trate de una falta gravísima la cual será verificada por el Comandante del Batallón Naval, como lo indica el capítulo II del Título V del presente Reglamento.

ARTÍCULO 148.- Evaluación. Recibidos los antecedentes del Comando del Batallón de Grumetes, el Subdirector de la Escuela Naval de Suboficiales procederá a su evaluación, dentro de los dos (2) días hábiles siguientes, donde se analizará:

  1. Todos los antecedentes disciplinarios y académicos del disciplinado.
  2. Los documentos relacionados hasta el momento, por los hechos motivo del Consejo Disciplinario.
  3. La decisión del Comandante del Batallón de Grumetes.

ARTÍCULO 149.- Formas de Evaluación. Los resultados de la  evaluación conducirán a la citación a Consejo Disciplinario o a la devolución al Comando del Batallón de Grumetes para buscar mayor información o reclasificación de la gravedad.

ARTÍCULO 150.- Citación a Consejo. Una vez analizados y estudiados los antecedentes por el Subdirector de la Escuela Naval, si encuentra causal suficiente para citar a Consejo, lo hará por escrito, especificando la  fecha, hora y lugar para reunir al Consejo Disciplinario; de igual forma se indicaran los derechos que le asisten al disciplinado.
ARTÍCULO 151.- Petición documental. El disciplinado podrá solicitar o aportar documentos con anterioridad a la realización del Concejo Disciplinario.
ARTÍCULO 152.- Del Consejo Disciplinario. El Consejo Disciplinario es el máximo organismo asesor disciplinario del Director de la Escuela Naval.
El Consejo Disciplinario está integrado por: Subdirector de la Escuela Naval quién lo preside, Comandante del Batallón de Grumetes, Decano Académico, Jefe del Departamento de Talento Humano, Comandante de Compañía del disciplinado, Comandante de la Sección, Jefe Técnico de Comando, psicólogo de la Unidad, Asesor Jurídico y Ayudante del Batallón de Grumetes quién actuará como secretario del consejo.
El Consejo sesionará con mínimo el cincuenta por ciento (50%) de los integrantes del mismo, siendo obligatoria la participación del Subdirector de la Escuela Naval de Suboficiales o de quien lo remplace debidamente nombrado y del Comandante del Batallón de Grumetes o de quien lo remplace debidamente nombrado.

En ausencia del Subdirector de la Escuela Naval, presidirá el Consejo quién esté debidamente encargado de las funciones de la Subdirección.

La competencia de los demás miembros del Consejo es la de asesorar al Subdirector de la Escuela Naval en materia disciplinaria y de esclarecer los hechos por los que se cita el Consejo Disciplinario.

Además de los miembros del Consejo Disciplinario, el Subdirector de la Escuela Naval puede citar las personas que ayuden a clarificar las situaciones a resolver en la misma convocatoria que se haga del Consejo. Si durante el desarrollo del Consejo Disciplinario fuere preciso escuchar a alguien más de los citados se hará de mutuo acuerdo entre el disciplinado y el subdirector.

ARTÍCULO 153.- Celebración del Consejo Disciplinario. Llegado el día y la hora de la citación, el Subdirector de la Escuela Naval, procederá a darle inicio a la sesión del Consejo Disciplinario con el disciplinado así:

  1. Verificación de la presencia de los miembros del Consejo Disciplinario y del disciplinado.
  2. Verificación del quórum por parte del Secretario.
  3. Lectura del documento que cita al Consejo Disciplinario por parte del Secretario.
  4. Lectura del Acta de Relación efectuada por el Comandante del Batallón de Grumetes y presentación de las pruebas que haya aportado el disciplinado por parte del Secretario.
  5. Presentación del Alumno disciplinado ante el Consejo Disciplinario para ser escuchado ante el Consejo Disciplinario.
  6. Discusión de los hechos y del desempeño del disciplinado por parte de los miembros del consejo.
  7. Decisión de quien preside el Consejo Disciplinario. Se hará de manera verbal y en presencia del disciplinado.
  8. Notificación de la oportunidad de interponer el recurso de apelación al disciplinado. En caso de desear presentar este recurso, el disciplinado deberá indicar el o los motivos para darle trámite ante el Director de la Escuela Naval de Suboficiales.
  9. Firma del acta por parte de los participantes.

ARTÍCULO 154.- La Decisión. Concluida la intervención anterior se procederá a la toma de la decisión, para lo cual se podrá suspender el Consejo Disciplinario por una sola vez y por un término de dos (2) días hábiles para este efecto, o se podrá emitir en el mismo escenario notificando verbalmente al disciplinado y al Consejo. Las sanciones a imponer serán las contempladas el artículo 91 numeral 4 del presente reglamento.

ARTÍCULO 155.- El Acta. De todo lo actuado deberá levantarse un acta que será firmada por todos los miembros del Consejo Disciplinario presentes y por alumno disciplinado, una vez concluido el consejo.

ARTÍCULO 156.- Notificación. La notificación de la decisión se hará en estrados y contra este procede reclamo en la forma prevista en el presente reglamento.

ARTÍCULO 157.- Ejecución de la decisión. Si la sanción impuesta se trata del retiro de la Institución, la hará efectiva el Director de la Escuela Naval, mediante la expedición del acto administrativo para tal efecto. El Comandante del Batallón deberá aportar todos los documentos para la elaboración del acto administrativo por parte del Jefe de Talento Humano, quien deberá comunicar, notificar y entregar copia de la misma al disciplinado.

En caso de que la sanción impuesta no sea de retiro, se comunicará al funcionario correspondiente para que proceda de inmediato a su ejecución.

CAPÍTULO III

RECURSOS

ARTÍCULO 158.- Recursos y su formalidad. Contra las decisiones disciplinarias proceden los recursos en los términos y condiciones establecidas en este Reglamento.

ARTÍCULO 159.- Oportunidad para interponerlos. Los recursos de Reposición y Apelación se podrán interponer desde la fecha de expedición de la respectiva decisión hasta el vencimiento de los dos (02) días siguientes a la última notificación. Si la notificación de la decisión se hace en estrados, los recursos deben interponerse y sustentarse en el curso del respectivo consejo disciplinario. Si las mismas  se realizaran en diferentes sesiones, se interpondrán en la sesión donde se produzca la decisión a impugnar.

ARTÍCULO 160.- Recurso de Reposición. El recurso de Reposición procede contra las decisiones de los procesos adelantados por faltas Graves, en cuyo caso se resolverá dentro de los dos (02) días hábiles siguientes a la sustentación por quien impuso la sanción.

ARTÍCULO 161.- Recurso de Apelación. El recurso de Apelación procede únicamente contra las decisiones emitidas por el Consejo Disciplinario de la Escuela Naval de Suboficiales, caso en el cual deberá remitirse el expediente al Director de la Escuela Naval de Suboficiales, por ser el superior jerárquico competente para conocer de dicho recurso; será resuelto dentro de los dos (02) días hábiles siguientes a la sustentación del mismo.

ARTÍCULO 162.- Inimpugnabilidad. La decisión que resuelve la Reposición no es susceptible de recurso alguno.

ARTÍCULO 163.- Desistimiento de los Recursos. Quien hubiere interpuesto un recurso podrá desistir del mismo antes de que el funcionario competente lo decida.

 

TITULO V

SUJETOS PROCESALES

ARTÍCULO 164.- Intervienen en los procedimientos disciplinarios. En los procedimientos disciplinarios por las diferentes faltas contemplados en el presente reglamento solo podrá actuar el disciplinado y la respectiva autoridad con facultad disciplinaria competente

ARTÍCULO 165.- Son derechos del disciplinado.

  1. Conocer los motivos por los cuales es citado a un procedimiento disciplinario.
  2. Informar por escrito y/o solicitar ser escuchado durante el procedimiento disciplinario, caso en el cual la autoridad disciplinaria competente le podrá interrogar cuando omita explicar alguna circunstancia relacionada con la conducta que se le acusa.
  3. Aportar o solicitar las pruebas.
  4. Reclamar las decisiones cuando hay lugar a ello, teniendo en cuenta el código de honor del grumete al reclamar.
  5. Que se le expidan copias a sus costas de la actuación salvo las que por mandato constitucional o legal tengan carácter reservado, siempre y cuando dicha reserva no surja del mismo procedimiento que se siga contra él.

 

2017-10-26T10:25:33+00:00